Industria / Matriz sustentable

Generación eléctrica: 81% de proyectos ingresados en 2018 son de energía solar

De los 74 proyectos nuevos de generación que ingresaron en 2018 al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), 60 corresponden a proyectos fotovoltaicos que -de concretarse- sumarán 933 MW de energía solar al sistema. A ello se agregan ocho proyectos eólicos y dos correspondientes a pequeñas centrales de pasada. Así, las ERNC llegan a un 95% de los proyectos que fueron ingresados y admitidos a tramitación este año al sistema.

País Circular | 28 Dic 2018 a las 6:30 am
Agencia Uno

En los últimos cinco años, la energía solar y eólica iniciaron y consolidaron un crecimiento importante en su aporte a la matriz de generación energética del país, al punto que la capacidad instalada en Chile entre ambas suma ya 4.046 MW, un 16% por ciento del total de un parque generador aún dominado fuertemente por la energía térmica con 13.184 MW. Pero consolidando una tendencia que ya se venía marcando en los últimos dos años, son los proyectos fotovoltaicos los que comienzan a predominar en el mercado.

Una escenario que queda patente al analizar los proyectos de energía ingresados al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) del año 2018, donde de los 74 proyectos admitidos a tramitación y calificación, 60 corresponden a proyectos de energía solar, un 81% del total.

A esto se suman ocho proyectos eólicos y dos centrales de pasada, con lo que los proyectos de Energías Renovables No Convencionales (ERNC) -energías limpias- totalizan el 95% del total de los ingresos al sistema en esta materia.

¿Qué hace a Chile tan atractivo para invertir en energías limpias? El cambio hacia una matriz más sustentable comienza a materializarse de la mano de la licitación por bloques horarios y del acuerdo entre el Estado y las generadoras eléctricas por poner fin al carbón, acuerdo que debiera tener un cronograma establecido durante el primer semestre de 2019.

A todo esto se agregó este año el reporte Climatescope 2018 de Bloomberg NEF emitido a fines de noviembre, que sitúa a Chile en el primer lugar entre los mercados emergentes más atractivos para invertir en energías limpias.

De acuerdo a ese informe, en ello influye el compromiso del país por acelerar la descarbonización así como “una estructura liberalizada del sector energético”, la existencia de grandes oportunidades para la adquisición de energías limpias en el corto plazo y a “un salto en la capacidad e inversión en energías limpias en 2014-2017, y un progreso en el desarrollo de su cadena de valor”.

Millones de paneles solares

Los 74 proyectos de energía ingresados y que iniciaron su proceso de calificación en 2018 en el SEIA suman un monto de inversión total proyectada de 3.402 millones de dólares y, de llegar a construirse, sumarían 2.518 MW de potencia instalada al sistema. De ellos, los 60 proyectos de energía solar suman US$ 1.178 millones de inversión proyectada y 933 MW de potencia instalada, y de concretarse implicarían la instalación de 3 millones 149 mil paneles solares.

La Región de Antofagasta concentra los mayores proyectos de energía solar ingresados este año, donde destacan el Parque Solar Pampa Tigre, de AR Pampa, con una inversión de US$ 150 millones para la generación de 142 MW; Tamaya Solar, de Engie, que invertirá US$ 101 millones para generar 122,4 MW; y el Parque Fotovoltaico USYA, de Acciona Energía, que proyecta invertir US$ 43 millones con una capacidad instalada de 51 MW.

Entre las mayores iniciativas destacan también el Proyecto Solar Valle Escondido, en Tierra Amarilla, que busca invertir US$ 150 millones y generar 105 MW. Destaca también la alta concentración de proyectos en la Región del Maule, con 20 iniciativas de una capacidad máxima de 9MW cada una, pero que en total sumarían 155 MW adicionales y una inversión de casi US$ 200 millones.

En cuanto a los ocho proyectos eólicos ingresados al SEIA durante 2018, en conjunto suman una inversión proyectada de US$ 2.029 millones para una capacidad instalada de 1.270 MW.

De esta forma, la suma de las iniciativas de generación solar y eólica presentadas este año a calificación ambiental alcanzan a una capacidad de generación eléctrica potencial de 2.203 MW que, de concretarse los proyectos, elevarían la capacidad instalada del país con este tipo de energías a 6.250 MW, muy cerca de los 6.763 MW que hoy representa la generación hídrica.