Consumo y Producción / #EmprendimientoCircular

La alternativa de higiene bucal de BE.ECO: cepillos biodegradables con mango de bambú

La odontóloga y especialista en periodoncia Claudia Godoy impulsó esta pyme de cepillos de diente sustentables que evitan el consumo innecesario de plástico. Cuando el cepillo termina su ciclo de vida, el usuario puede cortar las cerdas y enterrar el mango para usarlo como compost o bien como marcador de huerta en el patio de la casa. Los socios atendieron este problema ya que, según calculan, 68 millones de cepillos de plástico se desechan cada año en Chile.

En la primera Feria de Emprendimiento e Innovación Sustentable de AMUSA, realizada el 21 y 22 de enero en la Municipalidad de Vitacura, la marca BE.ECO implementó un stand para mostrar lo que han sido tres años de experiencia en el mundo de la salud bucal y sustentabilidad.

En dicha instancia, esta pyme fundada hace tres años por los jóvenes profesionales Claudia Godoy y María José Hurtado exhibió buena parte de los beneficios que entregan sus cepillos de diente biodegradables, cuyos mangos están fabricados de bambú. Al lado de su puesto, se encontraba un pendón del programa de atención odontológica enfocado hacia niños y niñas, Club Ratón Pérez, con quienes BE.ECO suscribió una alianza.

Godoy, odontóloga y especialista en periodoncia, sabía perfectamente cuán importante es el buen cepillado para mantener una buena higiene bucal y evitar enfermedades. Por eso, no dudó cuando pensó en el bambú como el material idóneo para testear los cepillos. “El bambú resiste altas temperaturas, por lo que no le salen hongos, y acumula menos del 50 por ciento de bacterias del baño que el mango plástico, según un estudio que hicimos en conjunto con la Universidad de Chile”, explica la cofundadora de BE.ECO.

“El bambú resiste altas temperaturas, por lo que no le salen hongos, y acumula menos del 50 por ciento de bacterias del baño que el mango plástico”.

Claudia Godoy, odontóloga y cofundadora de BE.ECO.

Los cepillos llegan desde un proveedor de Asia que los fabrica acorde a las recomendaciones que la emprendedora realiza como experta en el tema. “No hay cepillos de dientes que se fabriquen en Sudamérica”, aclara Godoy, quien tiene a esta altura “un cepillo altamente especializado hecho de bambú, que no es el mismo que comen los osos panda, sino uno que crece como maleza. El diseño lo hago yo”.

“El bambú es un recurso renovable de rápido crecimiento que se puede cosechar en 1 a 5 años. Puede crecer en una amplia gama de climas sin el uso de pesticidas o fertilizantes debido a sus propiedades antimicrobianas”, especifican en el Instagram de BE.ECO (@be.ecobrush).

La gracia de este cepillo, además de sus características que posibilitan un buen cepillado, es su calidad de biodegradable. Cuando el cliente deja de usar el cepillo, idealmente después de tres meses, puede extraer las cerdas y enterrar el mango para hacer compost. “El mango de bambú lo puedes usar como abono o bien darle una segunda vida usándolo como marcador de huerta”, explica Claudia Godoy.

“En Sudamérica el 96,5% de la población tiene gingivitis, es decir, inflamación de la encía por acumulación de placa bacteriana. Esto se puede prevenir con una correcta técnica de higiene y el cepillo correcto”.

Con el uso de este material biodegradable y compostable, según Godoy, se evita desechar más de 68 millones de cepillos de plástico, en tanto la población de Chile es de 17 millones de habitantes, y suponiendo que el cepillo se cambia cada cuatro meses.

Pero además, Godoy se preocupa de que el cepillo tenga todos los elementos para conseguir un cepillado óptimo. “Cuando mandamos a pedir los cepillos, nos preocupamos de que no generen retracción de la encía y que accedan a las zonas posteriores de la boca. Las cerdas de nuestros cepillos son suaves; no hay que ocupar nunca cepillos medianos y duros. Y el cabezal no debe ser grande”, aconseja la periodoncista.

“En Sudamérica el 96,5% de la población tiene gingivitis, es decir, inflamación de la encía por acumulación de placa bacteriana. Esto se puede prevenir con una correcta técnica de higiene y el cepillo correcto”, apunta Godoy, cuya línea de cepillos se encuentra actualmente disponible en 160 locales de Farmacias Ahumada a lo largo del país.