Consumo y Producción / Innovación

Industria de alimentos y bebidas avanza hacia tecnologías de ahorro de agua en sus procesos

Tetra Pak está incorporando en Latinoamérica extensiones a sus equipos de procesamiento y envasado que permiten reducir significativamente tanto la pérdida como el uso de agua. Ya incorporaron esta tecnología en una planta de Jumex en México. “La industria de alimentos y bebidas está tomando conciencia de la escasez del recurso hídrico en Chile y a nivel mundial”, afirma Alejandro Chan, director de Servicios de Tetra Pak Cono Sur.

País Circular | 30 Dic 2019 a las 6:00 am

La actual crisis climática nos está forzando a ser cada vez más eficientes en la utilización de los recursos naturales, y uno de los que sin duda hoy son más críticos es el uso de agua. Según la información que ha surgido en los últimos días, Chile ya ha perdido el 20% del agua de sus embalses por la megasequía que afecta al país, mientras que el gobierno anunció una serie de medidas para enfrentar la severa crisis hídrica. Entre ellas, dijo el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, se iniciarán conversaciones con las empresas para que reduzcan en un 10% su consumo de agua.

Este último es un hecho crucial, ya que se trata de grandes consumidores. Se estima que en Chile la industria consume cerca del 12% del agua, mientras que el uso doméstico llega solo al 5%. El uso agrícola y forestal, en tanto, corresponde a un 77%.

Si bien el uso domiciliario del agua no es el más relevante, esa cifra no considera nuestro consumo. Muchas veces no nos damos cuenta de la huella hídrica que tienen las cosas que usamos a diario. Solo por poner un ejemplo: una polera de algodón requiere de hasta 2.700 litros de agua para su fabricación, lo suficiente para que una persona pueda beber durante 900 días.

Frente a este escenario, y en un marco donde las empresas comienzan a migrar hacia la economía circular, se hace necesario que la huella hídrica comience a tender a cero en las industrias, lo que requiere de las mejores prácticas en esta materia a lo largo de toda la cadena de suministro. Disminuir el uso y reutilizar son claves.

Ya hay algunos ejemplos de este cambio en la industria de alimentos y bebidas, donde el agua se utiliza para distintos fines dentro de un proceso de producción, tanto como ingrediente como para calentar o enfriar, esterilizar y lavar, entre otros.

Uno de ellos ha sido impulsado por Tetra Pak, a través de la inversión en máquinas, herramientas y tecnología que generan importantes ahorros de agua al momento de procesar y envasar los alimentos, tanto por razones económicas y éticas, pero principalmente por motivos de sustentabilidad, que ayudan a generar ahorros de hasta un 90% de agua en los procesos industriales.

“Para producir un litro de producto se necesitan aproximadamente 2,5 litros de agua. Dentro de ese volumen, una parte es utilizado por nuestros equipos de procesos y llenadoras. Este consumo se puede reutilizar entre un 80% y 90%”, dice Alejandro Chan, director de Servicios de Tetra Pak Cono Sur.

“Para producir un litro de producto se necesitan aproximadamente 2,5 litros de agua. Dentro de ese volumen, una parte es utilizado por nuestros equipos de procesos y llenadoras. Este consumo se puede reutilizar entre un 80% y 90%”

Alejandro Chan, director de Servicios de Tetra Pak Cono Sur.

Principalmente, las mayores eficiencias y ahorros se logran a través de un sistema de circuito cerrado (Closed Loop System en inglés).  Cuando se trabaja en un loop infinito no se usa agua de servicio de la planta, ya que con el uso de agua desmineralizada se evita que el sistema de aire estéril tenga incrustaciones de minerales que causan detenciones no deseadas en el llenado de la máquina”, explica Alejandro Chan. Además de reducir el impacto ambiental, mejora la vida útil de los componentes de las maquinarias.

Tetra Pak ya desarrolló algunos proyectos de este tipo en Argentina y en México. En el país del norte destaca la instalación de una planta piloto de la empresa Jumex. Esto ha permitido una mayor eficiencia en el uso del agua, reducir las detenciones no programadas, disminuir los problemas por incrustaciones minerales y producir más de 6.1 millones de envases manteniendo el equipo en operación sin necesidad de mantenimientos adicionales, que antes se realizaban en forma semanal.

“De esta manera, la industria de alimentos y bebidas está tomando conciencia de la escasez del recurso hídrico en Chile y a nivel mundial y le está dando, tanto a los consumidores como a los mismos productores de alimentos, razones por las cuales elegir sus productos y servicios en relación a la oferta existente hoy en día en el mercado, donde la reducción del consumo de agua va a ser y seguirá siendo uno de los grandes desafíos del siglo XXI”, afirma Alejandro Chan, director de Servicios de Tetra Pak Cono Sur.