Industria / Reciclaje

TriCiclos anuncia lanzamiento de software que ayuda a perfeccionar la reciclabilidad de los productos de consumo masivo

La herramienta analiza detalladamente cada uno de los componentes de un determinado empaque y sus características que facilitan o dificultan su reciclaje, buscando todas las potenciales formas de identificar cuál podría ser su destino, qué hacer con él o cuál podría ser su siguiente uso una vez que el empaque terminó su ciclo de uso.

País Circular | 10 Abr 2019 a las 11:59 am

La empresa de ingeniería y asesoría en la aplicación de economía circular, TriCiclos, comunicó formalmente hoy el lanzamiento de su nuevo software llamado “IR TriCiclos”, una herramienta de gestión tanto para las empresas como para el sector público que permite conocer el grado de reciclabilidad de los empaques que se mueven en los mercados de consumo masivo, diagnosticar la dimensión de impacto de los embalajes y proponer medidas específicas para que estos alcancen mayores índices de reciclabilidad.

Esta herramienta ya había sido adelantada hace algunas semanas por el fundador y CEO de TriCiclos, Gonzalo Muñoz, y hasta ahora se encontraba en proceso de pilotaje con algunas empresas para hacer algunos ajustes, y es el resultado de 10 años de recopilación de datos de detalle de muchos tipos de materiales por parte de la empresa, lo que la hace una herramienta única en el mundo, afirma la empresa.

Entendiendo que esos datos son una fuente fundamental de valor para la empresa y sus clientes, primero desarrollaron una versión del Índice de Reciclabilidad con base a hojas de cálculo, para después intentar en versiones web, hasta llegar a la versión mutiplataforma actual con mejores prestaciones en visualización de datos.

“Desde siempre pusimos mucho foco a la trazabilidad de los materiales, por lo que fuimos trabajando bases de datos complejas, tal como se usa en la fabricación de productos de consumo masivo; solo que en este caso se trataba de darle seguimiento profundo al origen y destino de diversos tipos de residuos y su reciclabilidad con el máximo detalle posible”, explica Gonzalo Muñoz.

Así, el software lanzado esta semana entrega un benchmarkpara comparar el empaque con respecto a su industria, categorizándolo de acuerdo a su grado de reciclabilidad y eficiencia, para luego entregar una propuesta de etiquetado para cada caso. Permite también a las grandes compañías tener herramientas de visualización de datos inter-portafolios a nivel global con escala local.

¿Cómo funciona? Primero, explica Muñoz, analiza detalladamente cada uno de los componentes de un determinado empaque y sus características que facilitan o dificultan el reciclaje de éstos, buscando todas las potenciales formas de identificar cuál podría ser su destino, qué hacer con él o cuál podría ser su siguiente uso una vez que el empaque terminó su ciclo de uso.

Luego, la información computada se agrupa en tres factores principales: materiales, diseño y eficiencia, para después conectarla con sus bases de datos que entregan las tendencias locales de reciclabilidad técnica para cada material. Tras eso agregan cálculos basados en la realidad de la operación de los puntos limpios y demás sistemas de recolección y transformación de reciclables, para finalmente obtener una nota de 0 a 100, indicando cuál es la probabilidad o potencial de reciclaje local de la solución de empaque en cuestión.

Así, “IR TriCiclos” ofrece la posibilidad de llevar a datos concretos lo que pasa en ambos extremos de la cadena de valor del “packaging”, conectando y relacionando decisiones de equipos de desarrollo de empaques con las opciones de fin de uso que tienen los consumidores de éstos. La fuente de información fundamental es su propia red de puntos limpios y otras soluciones para gestión de materiales reciclables que ellos mismos operan en diversas geografías, para favorecer que el consumo sea una decisión bien informada y que el reciclaje sea lo más efectivo posible.

“Incluye, primero que todo, diferencias por zonas e incluso con sus variaciones en el tiempo. Entonces se trata de información que históricamente se había perdido en el mundo de los residuos, y con ello se había desperdiciado un inmenso valor para resolver problemas de diseño presentes en los empaques. Segundo, se basa en mediciones concretas y objetivas alrededor de la solución de empaque específica que se está analizando para un determinado mercado”, agrega Gonzalo Muñoz.

La herramienta ya está presente en las operaciones de la firma en Colombia, Perú y Brasil, y con perspectivas de crecimiento en el corto plazo hacia América Central, Europa y EE.UU.