Consumo y Producción / Ley REP

El largo camino que le queda a los neumáticos para iniciar la industria del reciclaje en Chile

Son el primer producto prioritario de la Ley REP con metas ya establecidas para su recolección y valorización, pero aún quedan más de dos años de trámites administrativos y de creación de industria para que el sistema comience efectivamente a andar. El Ministerio del Medio Ambiente y los productores buscan hoy activar mercados e impulsar proyectos pilotos para llegar al 2021 con un proceso ya en marcha.

Jorge Molina Alomar | 2 Nov 2018 a las 12:45 pm
Agencia Uno

El neumático fue el primer producto prioritario de la Ley de Reciclaje y de Responsabilidad Extendida del Productor (Ley REP) en contar con un decreto que establece metas de recolección y valorización, y con un cronograma definido para transformarse en una punta de lanza de la constitución de una industria del reciclaje consolidada en Chile. Fue el primero porque, por sus volúmenes y tipo de producto, es infinitamente menos complejo que la regulación de envases y embalajes, o de productos eléctricos y electrónicos, pero eso no significa que tenga un camino fácil.

El anteproyecto del decreto supremo que establece sus metas de valorización y recolección, hoy en fase de consulta pública, establece que a partir del año 2021 los productores de neumáticos de aros menores a 57 pulgadas -los neumáticos no mineros- deberán recolectar al menos el 50% de ellos (para llegar a 80% en 2024), y que al menos un 25% de ellos debe ser valorizado. Además, de los neumáticos valorizados, al menos el 60% debe ser destinado a recauchaje.

Y aunque se espera que esto active una nueva industria y las inversiones necesarias, aún resta infraestructura suficiente. En el escenario base para la elaboración de decreto se establece que en 2016 en Chile se pusieron en el mercado 6.678.816 neumáticos, de los cuales 5.384.947 corresponden a reposición (venta unitaria para recambio) y 1.193.869 venían ensamblados en vehículos o maquinarias, lo que equivale a 182.703 toneladas.

Sin embargo, de acuerdo al Análisis General de Impacto Económico y Social (AGIES) realizado para la elaboración del decreto, ese mismo año se recolectaron 23.683 toneladas de neumáticos fuera de uso, un 17,5% del total de residuos. Y según cifras de la Asociación Nacional de la Industria del Reciclaje (ANIR), hoy se recicla un 9% con una tasa de ocupación de las instalaciones de valorización que llega al 64%. Con una tasa de ocupación copada, afirman en el gremio, se llegaría a valorizar el 15% del total.

Falta, entonces, la infraestructura necesaria para alcanzar esas metas. “Nos preocupa, y es una preocupación compartida con el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), cómo hacer planes piloto o hacer actividades para que los gestores, aquellos que van a participar y a hacer negocios con el manejo de los neumáticos, empiecen ya antes a hacer pilotos o puestas en marcha para que esta industria esté instalada y a plena capacidad en 2021, cuando se tienes que empezar a cumplir las metas”, dice José Browne, gerente general de la Cámara de la Industria del Neumático de Chile (CINC), que agrupa a los principales fabricantes y exportadores de neumáticos en el país.

Alternativas de valorización

¿Cuáles son las alternativas? Una de ellas es incrementar el recauchaje de neumáticos, el que solo puede realizarse para camiones y buses, no para vehículos particulares. Mientras en los países OCDE estos se recauchan al menos una vez durante su vida útil, en Chile de cada cinco neumáticos solo uno es recauchado.

Otro camino es utilizarlos como combustible, para aprovechar el caucho como energía en procesos industriales, considerando que un kilo de neumático tiene el mismo poder calorífico que, por ejemplo, un kilo de carbón coke. “Si nosotros aprovecháramos solo la industria cementera, podríamos valorizar del orden de 25 mil a 30 mil toneladas al año. Eso significa un 20%, pero para eso esta industria requiere de un flujo garantizado que les permita hacer las inversiones necesarias”, dice Browne.

Ese flujo garantizado resultaría fundamental. Según un estudio elaborado por Gescam para el MMA, hoy la única empresa que utiliza este residuo como combustible es Cemento Melón, también la única con una Resolución de Calificación Ambiental (RCA) para la valorización energética de hasta 15.616 toneladas de neumáticos fuera de uso al año. Sin embargo, en 2013 utilizó solo 918 toneladas, mientras que en 2014 la cifra bajó a 651 toneladas.

Otro modelo es la elaboración de productos polvo y con gránulos de caucho reciclado para su uso en pasto sintético, pistas de atletismo, pisos para multicanchas o usos en plazas y áreas verdes, pero la demanda para estos productos no se ha activado lo suficiente y hay empresas con un stock de casi 2.000 toneladas a la espera de un comprador.

Ante este escenario, el MMA está activando algunas opciones para abrir mercados. En primer lugar, están trabajando con el Ministerio de Obras Públicas para que en el manual de carreteras se incorpore el gránulo de caucho como ingrediente para el asfalto, y con el Ministerio de Vivienda para que en las especificaciones de construcción se incorpore su uso en planchas de aislación térmica o acústica.

La ruta administrativa

Si bien el anteproyecto del decreto que regula los neumáticos ya está en consulta pública, aún queda un largo camino administrativo. Se espera que en marzo esté el decreto final, y desde el MMA estiman que -en un plazo conservador- tardará cerca de ocho meses en salir de Contraloría, por lo que si todo va bien el decreto se oficializaría en el plazo de un año.

Solo a partir de ese minuto los sistemas de gestión podrán presentar al ministerio sus planes de gestión, los que tienen que ser revisados y aprobados para que recién entonces se puedan licitar los gestores del sistema, los que deberán realizar el trabajo de recolección, transporte y valorización de residuos. Es decir, esto último ocurriría recién en 2021. Aunque la idea del MMA y de los productores es empezar a trabajar en proyectos piloto lo antes posible.

La ley establece que el productor financia la recolección y la valorización de los residuos. Según explica Browne, «ese dinero va a crear la industria del reciclaje, pero aún tiene que formarse, cómo se va a generar la oferta para ir cumpliendo. Los gestores o futuros gestores que quieren invertir en esto dicen ‘bueno, parto hoy o parto el 2 de enero de 2021’, y ahí está este período de transición que es muy crítico donde debiera haber un programa apoyado por el ministerio, por nosotros los productores y también por las empresas que se ven favorecidas porque les limpiamos los neumáticos, para apoyar esta puesta en marcha que es crítica”.

Por ahora, en CINC estiman que debiera crearse en Chile un solo sistema de gestión para los neumáticos, dado los volúmenes que se manejan. Este tendrá que estar constituido legalmente a principios de 2019, para tener una personería jurídica que les permita iniciar los trámites necesarios para elaborar los planes de gestión y licitaciones, entre otros. Será el inicio del camino para la nueva industria del reciclaje en Chile.