Ciudad / Envases y embalajes

Providencia inicia piloto de recolección domiciliaria de reciclaje en el marco de la Ley REP en 63 mil hogares de la comuna

El objetivo del municipio es pasar del 15% actual de reciclaje en la comuna a un 40%, y para ello estudia además la implementación de una ordenanza que establezca el reciclaje como una obligación para los vecinos. Para la industria, el objetivo es probar cómo funcionará el modelo para hacer los ajustes necesarios cuando la obligación de metas de valorización entre en vigencia en 2022. Hoy el principal cuestionamiento está a la alta exigencia de las metas a partir de 2024, frente a un escenario de escasa infraestructura de clasificación y valorización en Chile. Al respecto, la ministra del Medio Ambiente afirmó que “estamos analizando si la curva pudiese tener una variación, de manera de permitir una tranquilidad a todos los actores. Que tengamos metas muy ambiciosas, pero una implementación gradual para que esta sea exitosa”.

Jorge Molina Alomar | 29 Ago 2019 a las 5:47 pm

Este lunes se iniciará formalmente en Providencia el plan piloto de reciclaje impulsado por el Sistema de Gestión de Residuos (SIG) de la Asociación de Alimentos y Bebidas de Chile (AB Chile), que tiene como objetivo realizar una recolección selectiva de residuos reciclables desde 2.145 edificios -más de 63 mil departamentos- para llegar a un 90% de las propiedades de la comuna.

Para la industria, será el escenario de pruebas del sistema de gestión, donde se analizarán datos que servirán para la implementación a gran escala del reciclaje una vez que comiencen a regir las obligaciones de recolección y valorización de la Ley REP en 2022. De allí se recogerán datos respecto de porcentaje de la población que efectivamente está dispuesta a reciclar, los volúmenes de descarte (material que no sirve para el reciclaje y debe ir a relleno sanitario), y de la operación de las platas de clasificación y valorización disponibles, entre otras.

Esta mañana, en el frontis de la Municipalidad de Providencia, se lanzó oficialmente la ejecución de este plan piloto, que tendrá un costo cercano a los $2 mil millones financiados por el SIG de AB Chile y una duración de 18 meses. La idea es partir en el sector comprendido -principalmente- entre las calles Providencia, Tobalaba, Pocuro y Pedro de Valdivia, donde existe una alta densidad y la mayor concentración de edificios de la comuna.

En marzo de 2020 se sumaría un segundo sector, en la zona que comprende los barrios de Salvador, Manuel Montt, Baquedano y Bustamante, entre otros, y en septiembre de ese mismo año una tercera etapa en barrios con menor densificación en altura como Bellavista o Pedro de Valdivia Norte.

En una primera etapa, la adhesión al sistema será voluntaria y requiere que al menos el 50% de los vecinos de un edificio estén inscritos para realizar este plan piloto. A la fecha hay más de 650 edificios inscritos, y en cada uno de ellos se instalarán contenedores y sacos para la separación de residuos, los que serán retirados por un camión una vez por semana.

Sin embargo, según adelantó la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, a futuro se aplicará una de las herramientas contenidas en la Ley REP para acelerar la incorporación de los vecinos a la cadena del reciclaje: la creación de una ordenanza municipal que obligue a ello.

“Estamos empezando a pensar esa ordenanza, viendo como empezar a establecer multas de a poco. Probablemente en un principio sean partes de cortesía, pero después si una persona bota -por ejemplo- un vidrio a la basura y no lo recicla, obviamente que va a tener multa. Esto no es responsabilidad solo del gobierno, de la empresa que produce estos residuos, sino también de los que los compramos, los ciudadanos también tienen que hacerse responsables. Y por lo tanto sí, estamos trabajando ya en implementar esa ordenanza”, afirmó la alcaldesa.

“Con este piloto en Providencia damos un importante paso en la implementación de la ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP) que establecerá una nueva forma de reciclar en Chile. Ya no será necesario ir al punto limpio, sino que existirá un sistema de recolección puerta a puerta de los envases y embalajes reciclables”

Carolina Schmidt, ministra del Medio Ambiente.

Con la implementación de este plan piloto, la comuna comenzará a dejar atrás la red de 18 puntos limpios que mantiene en funcionamiento. Si bien han sido exitosos en cuanto a fomentar una cultura de reciclaje, hoy están colapsados y son poco eficientes, ya que mucho del material que se deposita en esos lugares no es reciclable. Iniciada la recolección domiciliaria, el objetivo es solo dejar puntos limpios en sectores con gran concentración de casas y donde no opere el nuevo sistema.

El objetivo final es incrementar la recolección de las 11 mil toneladas anuales obtenidas en los puntos limpios, que representan un 15% de los residuos de la comuna -a nivel nacional la cifra no supera el 4% a nivel domiciliario-, para llegar a un 40% con la recolección domiciliaria.

Gradualidad en metas de la Ley REP

“Con este piloto en Providencia damos un importante paso en la implementación de la ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP) que establecerá una nueva forma de reciclar en Chile. Ya no será necesario ir al punto limpio, sino que existirá un sistema de recolección puerta a puerta de los envases y embalajes reciclables, lo que hará mucho más fácil que todos los chilenos podamos ser más amigables con el medio ambiente”, afirmó ayer la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

Por su parte, el presidente de AB Chile, Rodrigo Álvarez, recalcó que este plan piloto “nos permitirá contar con información concreta respecto a la participación ciudadana, tasas de recolección y niveles de descarte, entre otros aspectos fundamentales para su correcto funcionamiento. De esta forma, queremos aportar antecedentes y experiencias concretas para garantizar que la ley sea exitosa desde sus inicios”.

El gremio financiará las operaciones de este piloto a través de un grupo de 20 de empresas de diversos sectores, que se encuentran creando el SIG de AB Chile. Estas compañías son Agrosuper, Arcor, Ballerina, Bimbo, Cambiaso, Carozzi, Coca Cola Chile, Coca Cola Andina, Coca Cola Embonor, CCU, Eccusa, Empresas Demaria, Falabella, L’Oreal, Natura, Nestlé, PF Alimentos, San Pedro, Unilever y Watt’s.

Hoy una de las principales preocupaciones de la industria son las metas de valorización establecidas en el anteproyecto de decreto del Ministerio del Medio Ambiente, que si bien fija cuotas bajas los dos primeros años, al tercero estas aumentan de manera exponencial. Para la industria, el riesgo es que para entonces no exista aún la infraestructura necesaria para hacerse cargo de grandes volúmenes, y en una etapa que se considera todavía será de ajustes al sistema.

Por ello, la industria planteó al Ministerio del Medio Ambiente una propuesta de evolución más gradual de las metas durante los primeros cinco años, sin que se modifique el objetivo final de alcanzar un 60% de valorización de residuos al año 2030, una solicitud que también se manifestó desde distintos gremios en la consulta pública recién finalizada.

Consultada sobre este tema, la ministra Schmidt afirmó ayer que en base a los comentarios de la consulta se irán haciendo los cambios o modificaciones que se necesiten de manera que sea una ley que permita ir aplicándola de manera gradual.

“Lo que se está revisando es que las metas que son bien demandantes, hay un acuerdo completo respecto de cuales son los niveles que queremos alcanzar. Lo que estamos analizando es si la curva pudiese tener una variación de manera de permitir una tranquilidad a todos los actores, que tengamos metas muy ambiciosas -que es lo que tenemos que tener- pero una implementación gradual para que esta sea exitosa”, dijo la ministra.

Al respecto, Rodrigo Álvarez afirmó que hoy se está realizando “el mejor esfuerzo del sector público y del sector privado” para la implementación de la ley, “pero necesitamos crear una industria completa, que hoy existe pero va a ser mucho más grande en recolección, clasificación y valorización. Los plazos precisamente se están estudiando a partir del decreto, la meta es muy ambiciosa, la gradualidad creemos que es clave para poder desarrollar no solamente nuestro esfuerzo, sino el esfuerzo de toda una industria que va a tener cosas que hoy no se hacen: recolectar y clasificar en todo el país”.