Agenda 2030 / Rumbo a la COP24

Alcaldes demandan más autonomía, recursos y un fondo a partir del impuesto verde para enfrentar los impactos del cambio climático

En declaración entregada a la Ministra del Medio Ambiente para la COP24, afirman que hoy cuentan con escasas facultades, capacidades y recursos para planificar, gestionar y desarrollar sus territorios, e implementar las acciones necesarias frente al cambio climático. Piden modificaciones legales que les entreguen más atribuciones en esta materia. En paralelo, alcalde de Renca presentó propuesta para proyecto de ley de «justicia ambiental».

Jorge Molina Alomar | 22 Nov 2018 a las 6:30 am
Shutterstock

Durante todo el día de hoy, los 55 alcaldes que integran la Red Chilena de Municipios ante el Cambio Climático se reunirán en el salón de honor de la Municipalidad de Santiago para debatir sobre el rol de los gobiernos locales frente a los impactos que este fenómeno está causando sobre los territorios, sus comunidades y economías, en el marco del Foro de Alcaldes ante el Cambio Climático 2018.

Será también el momento en que entregarán a la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, la “Declaración de alcaldes ante el cambio climático 2018”, un documento que debiera acompañar las presentaciones que hará Chile en la próxima Cumbre del Clima  de las Naciones Unidas (COP24) que se desarrollará a partir del 3 de diciembre próximo en Katowice, Polonia.

En ese documento, los alcaldes plantean la necesidad de crear un fondo común para los gobiernos regionales y comunales a base de los fondos recaudados por el impuesto verde, para financiar proyectos de cambio climático, desarrollo sostenible y medio ambiente. También la inclusión de los municipios en el sistema de gobernanza climática a ser establecido en la Ley Marco de Cambio Climático que está trabajando el gobierno, la creación de planes regionales de cambio climático y asignar recursos para fortalecer las capacidades de los equipos municipales en esta materia.

Junto con ello, dicen los alcaldes en la declaración, se requiere fortalecer la autonomía de los territorios en ámbitos claves vinculados al desarrollo local y cambio climático, “otorgando a las municipalidades las facultades necesarias para diseñar y establecer normas atingentes a través de modificaciones a la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades, e integrando el cambio climático de manera integral en los planes reguladores comunales a través de modificaciones a la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción, entre otros”

Cómo se gestó la declaración

Este documento se desarrolló fundamentalmente en una cumbre de gobiernos locales ante el cambio climático realizada a fines de octubre en Isla de Pascua, donde 14 alcaldes y 19 municipios se reunieron a reflexionar sobre los desafíos que implica para los territorios este fenómeno global.

“Los municipios cuentan con escasas facultades, capacidades y recursos para efectivamente planificar, gestionar y desarrollar sus territorios, e implementar las acciones necesarias en el contexto del cambio climático, y además no tienen injerencia relevante en sectores de importancia estratégica”

Declaración de alcaldes por el cambio climático

Fue en esa isla donde se comenzó a consensuar un diagnóstico más acabado respecto de su situación actual y sus objetivos, así como los instrumentos necesarios para alcanzarlos. Allí se reconoció la urgencia que implica el cambio climático para las comunidades y territorios, así como la necesidad de trabajar de manera colaborativa hacia objetivos más ambiciosos de adaptación y mitigación.

También tomaron definiciones respecto de su rol en esta materia, y por ello en la declaración que entregan hoy afirman que “los municipios cuentan con escasas facultades, capacidades y recursos para efectivamente planificar, gestionar y desarrollar sus territorios, e implementar las acciones necesarias en el contexto del cambio climático, y además no tienen injerencia relevante en sectores de importancia estratégica, tales como la gestión hídrica, gestión del riesgo de desastres e infraestructura crítica”.

Llamado al nivel central

Uno de los temas que buscan los alcaldes es, precisamente, la formalización del sistema de gobernanza climática en Chile a nivel subnacional. Es decir, institucionalizar y dar facultades, poder y responsabilidades a los Consejor Regionales de Cambio Climático y que se integre a los municipios en estas instancias como mecanismos formales de toma de decisiones, con el objetivo de poder ir aterrizando los compromisos nacionales e internacionales a nivel territorial.

Por ello también la necesidad que plantean de realizar modificaciones legales a la Ley Orgánica de Municipalidades y a la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción, con el objetivo de que se entregue más facultades y autonomía a los gobiernos comunales en la incorporación de criterios climáticos en la planificación de sus territorios.

“Es una clara llamada desde los gobiernos locales hacia el nivel central, a aumentar el nivel de ambición (…) Esperemos que la voz de los 55 alcaldes y alcaldesas reflejados en la declaración sea escuchado en el COP 24, donde Chile y los otros países del mundo deben aclarar los mecanismos de apoyo e integración de los gobiernos locales»

Jordan Harris, director nacional de Adapt Chile.

Para Jordan Harris, director nacional de Adapt Chile, ong que coordina el trabajo de la Red Chilena de Municipios por el Cambio Climático, la declaración entregada hoy demuestra que los alcaldes y alcaldesas de la red están comprometidos a hacer su parte en asegurar que el calentamiento global no supere los 1,5°C, y para proteger sus comunidades, territorios, economías y ecosistemas contra los impactos del cambio climático.

“Es una clara llamada desde los gobiernos locales hacia el nivel central, a aumentar el nivel de ambición, ya que Chile puede y debe hacer más. Esperemos que la voz de los 55 alcaldes y alcaldesas reflejados en la declaración sea escuchado en el COP 24, donde Chile y los otros países del mundo deben aclarar los mecanismos de apoyo e integración de los gobiernos locales, en la toma de decisiones, y la implementación de acciones climáticas locales», agrega.

Ley de justicia ambiental

Uno de los principales impulsores de la iniciativa que promueven los jefes comunales es el alcalde de Renca, Claudio Castro. «Somos 55 los alcaldes que formalmente conformamos la Red Cambio Climático, todos de distintos colores políticos, porque este es un tema transversal. Hay que recordar que Chile tiene una serie de metas que cumplir para enfrentar el cambio climático y entendemos que los gobiernos locales tienen un rol importante que jugar. Por eso nos hemos organizado al alero de Adapt Chile, con quienes hemos ido generando distintos tipos de acuerdos transversales», explica.

Otro de los alcaldes activos en impulsar esta red es el alcalde de Gonzalo Durán de Independencia, para quien esta declaración da cuenta de los compromisos de los municipios en materia de cambio climático, adaptación y mitigación; busca incidir desde el punto de vista de la declaración país en materia de cambio climático en la COP24, y fundamentalmente releva el rol de los gobiernos locales y la necesidad de contar con medios técnicos y recursos que permitan enfrentar los desafíos que tienen los municipios en esta materia.

«El gobierno central tiene que ser capaz de disponer de recursos para que los gobiernos locales puedan desplegar mas y mejores iniciativas en materia de cambio climático. Segundo, necesitamos intercambiar experiencias de manera de reproducir aquellas buenas prácticas de los municipios que están más avanzados, y necesitamos capacidad técnica para que aquellos municipios, especialmente los más apartados, puedan incorporar en el ámbito de sus atibuciones y competencias políticas de adaptación y mitigación», afirma Durán.

En paralelo a estas acciones, el alcalde Claudio Castro decidió ir más allá, y ayer entregó a la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, una propuesta para un proyecto de ley que establezca la “justicia ambiental”, la que también será presentada hoy en el foro. En línea con lo que piden los alcaldes en la declaración, este proyecto busca que los recursos generados por los impuestos verdes -que gravan emisiones de MP, CO2, NOx y SO2- se redistribuya de tal manera que gran parte de esos recursos se queden en las comunas afectadas por estas fuentes de contaminación, ya que sufren los mayores impactos de estas.

Con esto, se busca que las comunas, y las regiones, generen sus propias medidas de mitigación y adaptación al cambio climático con los recursos que se obtengan.