Industria / Dieselgate

ODECU presentó demanda colectiva por masivo fraude de Volkswagen

De acuerdo a la organización de consumidores, más de cinco mil vehículos con motor diésel fueron alterados por la multinacional alemana para engañar a los sistemas de medición de emisiones, lo que se convirtió en un escándalo mundial en 2015, conocido como “Dieselgate”. Aseguran que estos automóviles contaminan hasta 40 veces más de lo permitido. La entidad invita a los consumidores afectados a adherir a la demanda colectiva llenando un formulario en www.odecu.cl.

País Circular | 5 Jun 2019 a las 3:41 pm

La Organización de Consumidores y Usuarios de Chile (ODECU) invitó a los consumidores afectados a adherir a una demanda colectiva contra las marcas del Grupo Volkswagen en el país, debido al escándalo mundial revelado en 2015 en Alemania, y que supuso la adulteración de motores diésel de sus vehículos para engañar a los sistemas de medición de emisiones.

En el caso chileno, la entidad pro consumidores detectó más de cinco mil vehículos con motor diésel cuyos softwares fueron alterados. Estos automóviles, aún en circulación, contaminarían hasta 40 veces más de lo permitido.

“Nos hemos reunido con el subsecretario de Transportes para ponerlo al tanto de la situación, donde se le explicó que el software engaña a las mediciones estáticas con rodillos que se utilizan en las actuales plantas de revisión técnica, cuyos efectos medioambientales reales, de los cinco mil vehículos del ‘Dieselgate’ equivaldrían a 500 mil autos contaminando en Chile”, dijo Stefan Larenas, presidente de ODECU.

La demanda colectiva de ODECU -a la que los consumidores pueden sumarse llenando un formulario en www.odecu.cl, fue presentada contra Porsche Chile, filial del Grupo Volkswagen que importa, homologa y comercializa las marcas Volkswagen, Audi y Skoda. El otro demandado es Ditec que comercializa en nuestro país la marca Porsche.

La medida, por último, propone tres alternativas de compensación para los usuarios afectados: si se puede, reparar los vehículos; la recompra de los autos por parte de los concesionarios; o el pago de una compensación para quien desee quedarse con su auto.