Agenda 2030 / COP25

Jóvenes se preocupan por el medioambiente, pero desconocen que Chile será sede de la COP25

Una encuesta realizada por el Programa de Estudios Sociales de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) reveló que el 78,9% reconoce al cambio climático como un problema “actual”, pero un 80,5% no sabe que en diciembre se celebrará en nuestro país la cumbre mundial más relevante sobre este tema.

Los jóvenes chilenos reconocen al cambio climático como un problema actual, que les afecta directamente, pero desconocen que a fines de año Chile hospedará la cumbre mundial más relevante sobre esta temática: la COP 25. Esa controversia fue revelada en el estudio “Jóvenes y medioambiente”, realizado por el Programa de Estudios Sociales de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

La encuesta fue aplicada a 1.465 jóvenes de entre 18 y 21 años, quienes respondieron voluntariamente vía internet cada una de las preguntas. Del universo de respuestas, un 55,6% correspondió a público femenino, mientras que el 44,4% restante a público masculino.

Entre las conclusiones más importantes del instrumento figura la importancia que reviste para los jóvenes el cuidado del planeta: un 58,1% declaró que le preocupa “mucho” el tema del medioambiente. En tanto, un 78,4% admitió que sus “acciones individuales tienen consecuencias importantes para el medioambiente”.

Entre aquellas acciones individuales, quienes participaron en la encuesta se inclinaron mayoritariamente por evitar luces encendidas en ambientes desocupados (88,6%). Muy cerca de esa cifra se encuentra el cuidado del agua (80,9%) y bastante más lejos se ubica separar la basura (30,2%).

Del mismo modo, consultados sobre el servicio hogareño que consideran de mayor importancia, un abrumador 89,4% señaló al agua.

Asimismo, el estudio reveló que el 61,7% cree “necesario garantizar el  crecimiento económico respetando también la protección del medio ambiente”, frente a un 37,6% que incluso cree que “la protección del medioambiente debería ser más importante que el crecimiento económico”.

Según Fernando Alvarado, director del Programa de Estudios Sociales de ese plantel universitario y encargado de la encuesta junto a Lynda Contreras y Loreto Morales, estas cifras demuestran “que los jóvenes están preocupados por el medioambiente. Es extraordinariamente relevante que estén conscientes de la importancia del agua. Hay que pensar que son jóvenes entre 18 y 21 años, en que sus intereses son diferentes. Por lo mismo, es bueno que piensen que sus acciones individuales tienen consecuencias para el medioambiente”.

“Los jóvenes son los que menos saben y los menos comprometidos. No se informan, no leen y solo ven las redes sociales. El sector más comprometido con la acción climática tiene entre 30 y 45 años, son padres de familia y tienen hijos”.

Álex Godoy, director del CISGER de la Universidad del Desarrollo.

Cambio climático, más sombras que luces

Menos claro es el conocimiento que demostró el sondeo sobre el cambio climático. En primer lugar, buena parte de los entrevistados reconoció que el calentamiento global es un problema “actual” (78,9%), mientras que un 20,4% sostuvo que es un conflicto “de cara al futuro”.

Sobre cuán informados se sienten los jóvenes respecto del cambio climático, apenas un 12,5% manifestó conocer “a fondo” de qué se trata. Otro 10,1% siente que ha oído sobre el tema, pero lo desconoce. Finalmente, un 76,6% declaró saber solo “algunas cosas” del problema.

Estas cifras “no son novedad” para Álex Godoy, director del Centro de Investigación en Sustentabilidad de la Universidad del Desarrollo (CISGER). “Desde el año 2006 hacíamos la encuesta de actitud y percepción sobre el cambio climático y los resultados son los mismos. Marcelo Mena después se la llevó al Ministerio del Medio Ambiente y la transformó en la encuesta actual. Siempre aparecían los jóvenes como los que menos saben y los menos comprometidos. No se informan, no leen y solo ven las redes sociales”, dice el especialista.

Los chicos que asisten al colegio, agrega Godoy, marcan un escenario distinto, toda vez que el estudio se aplicó sobre jóvenes que están ad portas de egresar de la escuela o ya salieron. No obstante aquello, el director de CISGER asegura que el sector más comprometido con el cambio climático tienen entre 30 y 45 años, son padres de familia y tienen hijos.

El dato más preocupante, sin embargo, figura en la última lámina del sondeo. De acuerdo a éste, un 80,5% de los jóvenes entre 18 y 21 años no sabe que Chile acogerá la COP25, la conferencia mundial que determinará el compromiso multilateral de los países en reducción, mitigación y adaptación al cambio climático. Apenas un 19,2%, en contraste, conoce la información.

“Que los jóvenes no sepan que la COP25 se realizará en Chile es por un tema netamente comunicacional. Hay que presentar la cumbre de otra manera, con la relevancia que tiene. No es solo un problema de los jóvenes. Yo les he preguntado a profesores y ellos me preguntan: ‘¿qué es eso?'”.

Fernando Alvarado, director del Programa de Estudios Sociales de la PUCV y coautor del estudio.

“Este es un tema netamente comunicacional”, explica el profesor Fernando Alvarado, coautor de la encuesta. “Hay que presentar la cumbre de otra manera, con la relevancia que tiene. En todo caso, no es un problema solo de los jóvenes; yo le he preguntado a profesores sobre la COP25 y ellos me preguntan: ‘¿qué es eso?’. Es una pena”, añade.

Álex Godoy coincide con Alvarado en que el estudio “debería llamar la atención del Gobierno” al momento de entregar un mensaje correcto y adecuado con respecto a la COP25. “Esto sucede en todas las administraciones, no solo en este Gobierno. Es lo mismo que pasa con la educación ambiental. Tienen que mejorar su labor comunicacional porque la gente no entiende lo que es la COP. Se piensa que es un evento tipo Lollapalooza, donde  el Gobierno dice que tenemos que mostrarnos como líderes. Y no, no tenemos que mostrarnos como líderes:  es un encuentro multilateral para llegar a un acuerdo vinculante en la mitigación, reducción y verificación de emisiones”, analiza el experto de la UDD.

El movimiento Fridays for Future, muy diseminado en Europa, no tiene su correlato en Chile, dice Godoy. “Acá no hay una reflexión profunda sobre el tema”, dice el especialista, quien pide no poner todas las fichas en los jóvenes. “Este es un trabajo que hay que hacerlo hoy; cuando los jóvenes sean adultos será demasiado tarde”, cree.

Pero Godoy también hace una autocrítica: “Esto demuestra que los adultos y en general los que trabajamos en educación no lo estamos haciendo bien. Nosotros posicionamos cosas en los medios de comunicación, pero si ese medio no lo lee quien tiene que leerlo, estamos mal. En Europa el cambio climático es tema de primera plana todos los días. Esa es la diferencia”.