Agenda 2030 / Acción por el clima

“Guardianes del planeta”: el programa de la Intendencia que busca acercar la COP25 a la ciudadanía

Diseñado en conjunto con STGO+B y el Festival Internacional de Innovación Social (FIIS), el proyecto quiere aterrizar la próxima cumbre del clima al común de los chilenos. Habrá una convocatoria para identificar y visibilizar a los “guardianes del planeta” de la Región Metropolitana cuyas acciones tienen alto impacto en sus barrios o comunidades, y tras ello participarán de las activaciones medioambientales, artísticas y deportivas en los lugares de tránsito cotidiano. Treinta de ellos serán premiados. Como novedad, el club de fútbol Universidad Católica será socio de la campaña.

“Reducir emisiones, reforestar, cambiar la matriz energética, cosas que suenan como competencia de grandes actores, son metas imposibles de alcanzar si no generamos un cambio cultural en los propios ciudadanos”. Bajo esa premisa, la intendenta metropolitana Karla Rubilar anunció la implementación del programa “Guardianes del planeta”, cuyo objetivo es conectar a la ciudadanía en general con los objetivos de la Cumbre del Clima COP25 que se celebrará en Chile entre el 2 y el 13 de diciembre próximos.

El programa es liderado por la Intendencia, STGO+B y el Festival Internacional de Innovación Social (FIIS), y tiene un costo inicial de 100 millones de pesos. Dicho monto fue aprobado anoche en sesión plenaria del Consejo Regional Metropolitano (CORE), instancia en que el proyecto se dio a conocer en términos generales. En una segunda etapa, “Guardianes” buscará financiamiento del sector privado.

“El Presidente nos pidió impulsar desde el Gobierno Regional un proyecto en la Región Metropolitana que acerque y muestre a nuestros compatriotas cómo la acción por el clima está en todos y cada uno de nosotros”, comenta la intendenta Rubilar.

El espíritu de la iniciativa radica en visibilizar a esos “guardianes del planeta” que desde el anonimato desarrollan importantes contribuciones en sus barrios para frenar el cambio climático. Según apunta María José Ramírez, directora de STGO+B, el programa “rescatará la sabiduría de ciudadanos conscientes que ya están haciendo cosas muy valiosas para sus comunidades. Poder visibilizarlos, darles una voz, reconocerlos y que sean un ejemplo para los demás”.

Karla Rubilar, en tanto, considera relevante aunar esfuerzos público-privados para relevar a “esos vecinos, amigos, padres y hermanos que viven entre nosotros, y las iniciativas, proyectos y luchas por el medioambiente que llevan en el corazón”.

Esos “guardianes del planeta” serán convocados vía concurso en las seis provincias de la Región Metropolitana y esencialmente tendrá el formato de festival FIIS en las plazas públicas. Una vez definida la lista, participarán de todas las activaciones que realizarán a nivel regional para sensibilizar a la ciudadanía en temas medioambientales, como reforestación y limpieza de espacios. Pero dichas activaciones también quieren involucrar al mundo del arte, la cultura y el deporte.

“Queremos ir a esos espacios donde transita la vida de la gente, no pedirle a la gente que vaya a un espacio. Vamos a estar en el transporte público, en los estadios, en los paraderos, pintando plazas y parques, plantando cerros”, adelanta María José Ramírez.

La directora de STGO+B constató a través de otro proyecto junto con la Intendencia -“Usa tu poder”- que “hay mucha gente que por sentido común o amor al medioambiente, está cuidando los recursos naturales, sus plazas, sus jardines; se preocupan de no arrojar basura. Justamente en ‘Guardianes del planeta’ queremos identificar a esas personas en las seis provincias de la región, y que ellos sean parte de la solución”, dice Ramírez. “Estamos convencidos que los acuerdos que se tomen en la COP 25 no se pueden llevar a cabo si la ciudadanía queda al margen de esta importante cita internacional”, complementa la autoridad metropolitana Karla Rubilar.

Otra misión que les compete a los “guardianes” será ofrecer sus rostros para convocar a la ciudadanía a hacer, por ejemplo, esculturas con elementos reciclados, pintar parques o hacer murales relacionados con la emergencia climática que pone en riesgo la subsistencia del planeta por acción del ser humano.

El paso posterior será seleccionar a 30 de esos “guardianes”, que serán elegidos en virtud del cumplimiento de siete desafíos, y en cuya votación también participará el público en general. “Ellos participarán de una premiación final. Queremos distinguirlos e identificarlos”, expone María José Ramírez.

“Estamos convencidos que los acuerdos que se tomen en la COP 25 no se pueden llevar a cabo si la ciudadanía queda al margen de esta importante cita internacional”.

Karla Rubilar, intendenta metropolitana.

Sobre si se privilegiará a niños y jóvenes en la elección, Ramírez dice que “todas las generaciones son  importantes y están súper activas”. El criterio de selección para los 30 “guardianes” de la premiación final será, en primer término, “el nivel de impacto de su solución, a cuánta gente movilizan”. Además, puntualiza la directora de STGO+B, lo importante es que dicha solución sea “replicable y a escala humana, ya que en la simpleza está la respuesta. Si nos volvemos complejos, incluso en el lenguaje, empezamos a tomar distancia de las cosas”. Reconoce, sin embargo, que las nuevas generaciones “vienen con un chip de vincularse de manera más virtuosa con la naturaleza”.

La relevancia del impacto a escala humana pasa por que justamente la iniciativa inspire a las personas. “Yo como persona natural si quiero erradicar un vertedero ilegal lo máximo que puedo hacer es desearle mucho éxito a la autoridad que se encargará de eso. Pero sí puedo reciclar, sí puedo hacer compostaje. Ellos van a dar tips que puedan ser replicables a escala humana. Sabemos, por ejemplo, que no todas las personas cuentan con recursos para instalar paneles solares”, ilustra Ramírez.

Los “guardianes” serán acompañados por 15 embajadores, que serán desde youtubers hasta deportistas. En este punto, Ramírez adelanta que el programa tendrá como socio al club Universidad Católica, ya que “sabemos que el fútbol mueve masas”.  Pero, aclara ella, “esto no es excluyente. Quienes quieran sumarse como socios a participar, están cordialmente invitados. Ojalá puedan sumarse, porque el cambio climático nos atañe a todos”.

“El programa pretende rescatar la sabiduría de ciudadanos conscientes que ya están haciendo cosas muy valiosas para sus comunidades. Poder visibilizarlos, darles una voz, reconocerlos y que sean un ejemplo para los demás”.

María José Ramírez, directora de STGO+B, una de las instituciones que diseña e implementa el programa.

Decir más “agua” que “recurso hídrico”

Para que la COP25 sea parte central de la agenda ciudadana, “tenemos que desaprender a hablar en difícil”, cree María José Ramírez, directora de STGO+B. “Obviamente nuestra aspiración es que la gente llegue a diciembre sabiendo qué es la COP25 y qué es cambio climático. Se piensa que es deshielo en los polos y ya. Sustentabilidad tampoco es una palabra fácil. Muchas veces quienes nos movemos aquí damos por sentado que ciertos conceptos se entienden, y eso es un error”, agrega.

Ramírez piensa en el desafío de traspasar la barrera del lenguaje “técnico y críptico” que usan los especialistas que se mueven en estos temas: “No podemos dejar que la gente lea esto como un ‘paper’. Por ejemplo, hablamos de ‘residuos orgánicos’ y no de ‘botar la comida’. Decimos ‘recurso hídrico’ en vez de ‘agua’; ‘eficiencia energética’ en lugar de ‘luz y calefacción’; ‘darle una vida circular’ y no ‘reutilizar ropa’”.

En otras palabras, “hay que hablar en ciudadano”, y en eso el programa tendrá un eje central en la campaña comunicacional de la COP25. Ramírez aclara, sin embargo, que este tipo de iniciativa es complementario a lo que realiza la academia: “No digo que hablar así esté mal en ese contexto, pero para los ciudadanos es necesario inspirarlos de otra manera”, acota.