Agenda 2030 / Acción climática

#6D: Cómo una dirigenta social de Renca convenció a sus organizadores de mantener en pie la reforestación más grande del país

Marylin Elgueta, vocera de la Federación Nacional de Viviendas Sustentables, llamó por teléfono a Guillermo Scallan, director de Operaciones de Fundación AVINA, y le insinuó que los gestores de la actividad no podían volver a dejar a Renca sin un parque para los niños, pese a la crisis social que afecta al país. El #6D Global Climate se realizará este viernes 6 en el cerro Renca, donde se plantarán, en una primera etapa, 15 mil árboles. La segunda fase se efectuará el 5 de junio de 2020, en el marco del Día del Medio Ambiente.

La llamada “reforestación más grande del país” en el Parque Metropolitano Cerros de Renca estaba en el limbo cuando estallaron las movilizaciones sociales el pasado 18 de octubre. Con la suspensión de la COP25 en Chile, varias actividades nacidas al alero de la Cumbre del Clima quedaron en la nebulosa. Mas una llamada de una dirigenta social de Renca convenció a los organizadores del #6D Global Climate Action de mantener en pie la actividad para este viernes, pese a la crisis social que afecta a nuestro país.

Cuando la iniciativa estaba en ciernes, la vecina de Renca y vocera de la Federación Nacional de Viviendas Sustentables, Marylin Elgueta, llamó por teléfono la semana siguiente al viernes en que despuntó el conflicto a Guillermo Scallan, director de Innovación Social de Fundación Avina, una de las instituciones encargadas de la plantación masiva, junto a Corporación Cultiva y a la Municipalidad de Renca.

“Yo me angustié mucho al saber de la situación y llamé a Guillermo para preguntarle qué iba a pasar. Solicité que la reforestación se hiciera de igual manera, porque había muchos árboles comprados y muchos donados, y había que implementar una conciencia sobre el calentamiento global, a pesar del estallido social. Yo estoy de acuerdo con las demandas de igualdad para el pueblo chileno, pero también es sumamente relevante para la humanidad acciones como estas. No sacamos nada con tener una vivienda si estamos matando el planeta”, cuenta Marylin Elgueta.

Antes de recibir el llamado, Scallan no sabía si implementar o no la actividad. Pero después de escuchar a Marylin, cambió radicalmente de parecer. “Marylin me dijo: ‘te quiero dejar un mensaje: espero que esto no sea una muy buena excusa para volver a dejarnos sin un parque para nuestros niños en Renca”. Eso fue un mensaje muy potente y contundente”, recuerda el director de Operaciones de Fundación Avina.

Scallan sostiene que la vecina le hizo entender las necesidades de una comuna vulnerable como Renca. Le insinuó que su sector carecía de espacios verdes y de recreación, y que se respiraba un aire viciado. Además, le dijo que parte de las demandas del movimiento social entrañan un componente ambiental, como la construcción de más parques. “Quiero dejarte claro nuestra posición: esperamos que con la COP25 o sin la COP25, el parque se haga de todas maneras”, le contó Elgueta. “Yo me saqué de inmediato los fantasmas de las dudas”, revela Scallan.

Desde chica Marylin convivía con el cerro Renca. Cuando iba al colegio era usual que la mandaran a subir el monte para obtener greda con sus propias manos. “Era común jugar con tierra, y subíamos con o sin lluvia, pero nunca entendí que no tenía árboles como el cerro San Cristóbal”, dice la dirigenta.

Sus hijos ya participaron en una primera plantación, a partir de Cultiva. Ella los acompañó para resguardar su seguridad debido a la pendiente del cerro, y ahora imagina con esperanza ver al icono de la comuna completamente verde y convertido en un parque para la Región Metropolitana. “Nos ayudaría mucho al oxígeno. Yo que soy nacida y criada en Renca, estoy acostumbrada a sentir cuando falta el oxígeno, a la mayoría de la gente le duele la cabeza”, comenta ella.

Luego, Elgueta llamó a los principales dirigentes sociales de la comuna para confirmar que la masiva reforestación, que coincidirá con múltiples acciones climáticas a gran escala en el mundo, se llevaría a cabo de todas maneras. Los vecinos recibieron rebosantes de alegría la noticia.

“Creamos un grupo de WhatsApp con los dirigentes. Todos sentíamos que no podíamos dejar botada la actividad y tantos árboles ahí. Los colegios que estaban comprometidos seguirán participando en la reforestación. Esperamos que sea todo un éxito”, agrega la dirigenta.

La masiva forestación, finalmente, se hará en dos etapas: la primera será este viernes 6, con 15 mil árboles plantados, y se espera la llegada de 8.000 voluntarios. El segundo bloque de 15 mil plantaciones se realizará el 5 de junio de 2020, en el marco del Día del Medio Ambiente.

Aún hay plazo para inscribirse como voluntario en este gran hito de justicia ambiental para la Región Metropolitana, a través del link https://bit.ly/2n1A9gG. La actividad se efectuará entre las 08.30 y las 15.00 horas.