Agenda 2030 / Crisis climática

Cumbre del Clima en la ONU alinea objetivos para la COP25: más de 60 países comprometen alcanzar carbono neutralidad para 2050

En una cita marcada por la presión que en los últimos días han puesto los jóvenes por una acción climática más rápida y decidida, y donde Greta Thunberg fustigó duramente a los líderes globales, Piñera anunció la creación de la Alianza de Ambición Climática desde el rol de Chile como líder de la Coalición de Mitigación, cuyos primeros compromisos son la decisión de 66 países de avanzar hacia la carbono neutralidad y de 59 naciones que reforzarán sus NDC con compromisos más ambiciosos. El fin del carbón y la necesidad de alinear las finanzas con los esfuerzos globales de mitigación aparecen hoy como los principales desafíos.

País Circular | 24 Sep 2019 a las 6:10 am
UN Photo/Cia Pak

“Nos están fallando. Pero los jóvenes están empezando a comprender vuestra traición (…) Si eligen fallarnos, les digo, ¡nunca los perdonaremos!”, fue uno de los mensajes que lanzó ayer la activista sueca Greta Thunberg, de 16 años -con indignación y lágrimas en los ojos- al abrir la Cumbre sobre la Acción Climática de Naciones Unidas en Nueva York, la que estuvo marcada por los llamados de los jóvenes que se movilizan desde el viernes en todo el mundo para pedir a los líderes políticos que escuchen a la ciencia y detengan el calentamiento global.

“Estamos en el comienzo de una extinción masiva, y de lo único que ustedes pueden hablar es de dinero y de cuentos de hadas de crecimiento económico eterno. ¿Cómo se atreven?”, fue otra de sus indignadas frases que desataron aplausos en la audiencia, y que marcaron los posteriores discursos de los líderes políticos, financieros y de la sociedad civil durante la cita. Escuchar a los jóvenes e impulsar con mayor fuerza la acción climática fue la tónica de sus discursos, en los que comprometieron acciones concretas para frenar el calentamiento global, tal como había pedido el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, al convocar a los países a esta cumbre.

Y ayer también habló con dureza, la misma de Greta Thunberg: “¿Es sentido común otorgar miles de millones de dólares en dinero de los contribuyentes a la industria de combustibles fósiles para impulsar los huracanes, propagar enfermedades tropicales y aumentar los conflictos? ¿Es sentido común continuar construyendo plantas de carbón que están asfixiando nuestro futuro? ¿Tiene sentido común recompensar la contaminación que mata a millones de personas con aire sucio y hace que sea peligroso para las personas incluso aventurarse en sus hogares?”.

Alianza de Ambición Climática

En ese escenario, los líderes globales aparentemente están comenzando a responder el llamado. Al iniciarse la Cumbre sobre la Acción Climática, se dieron a conocer los primeros logros de la Coalición de Mitigación, trabajo que este año lideró Chile por encargo de Guterres: 66 partes (países miembros) de la Convención Marco de las Naciones Unidas por el Cambio Climático (CMNUCC) se comprometieron a ser carbono neutrales al año 2050, entre ellas Argentina, Austria, Chile, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania y nueva Zelandia.

A ellos se suman 10 regiones, 102 ciudades, 93 compañías y 12 inversores están comprometidos con lograr cero emisiones netas de CO2 para el 2050.

“Las consecuencias de no lograr cero emisiones netas de CO2 para el 2050 serían enormes”, dijo Guterres. “Tendría un efecto dominó en cada gran desafío de desarrollo que enfrenta la humanidad, aumentaría la pérdida de vidas debido a emergencias climáticas extremas y retrasaría drásticamente la economía global. Sería inadmisible dejar un legado de negligencia a nuestros niños. En cambio, las naciones deben impulsar la ambición de sus planes nacionales de acción climática para 2020 y mostrar liderazgo en alcanzar este objetivo crucial para nuestro mundo”.

“Hoy estamos anunciando una histórica e innovadora Alianza de Ambición Climática. Muchos líderes han demostrado que impulsar la ambición de las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional es tanto necesario como posible, pero otras naciones deben unirse. El año 2020 está a la vuelta de la esquina y debemos darnos cuenta que las decisiones deben tomarse ahora”

Sebastián Piñera, Presidente de Chile.

En ese contexto, el Presidente Sebastián Piñera anunció además que 59 naciones han expresado su intención de suscribir un plan de acción climática reforzado (o NDC, Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional) y reconoció a aquellas 11 naciones que ya han comenzado un proceso interno más ambicioso y que lo han reflejado en sus planes nacionales para 2020, según lo establecido en el Acuerdo de París.

“Hoy estamos anunciando una histórica e innovadora Alianza de Ambición Climática. Muchos líderes han demostrado que impulsar la ambición de las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional es tanto necesario como posible, pero otras naciones deben unirse. El año 2020 está a la vuelta de la esquina y debemos darnos cuenta que las decisiones deben tomarse ahora”, dijo Piñera.

Esta nueva Alianza de Ambición Climática, lanzada durante la Cumbre sobre la Acción Climática ONU 2019, también incluirá firmes acciones sobre adaptación y una participación activa del sector privado. Todos los esfuerzos tendrán como objetivo acelerar la transformación necesaria para cumplir con las metas del Acuerdo de París y en última instancia, estabilizar el aumento de la temperatura global a 1,5°C.

Mayor compromiso de los gobiernos y del sector financiero

Poner fin al carbón es hoy una prioridad para Naciones Unidas, y uno de los principales llamados de Guterres, quien llamó a no construir más centrales a carbón después de 2020 y afirmó que las transformaciones necesarias para ello serán menores que el costo de no hacer nada. “No tengamos miedo a ser ambiciosos, ni a imponer mas presión, ni de recordar una y otra vez cual es la verdad de la situación (…) Nuestra obligación es hacer todo lo posible para frenar la crisis climática antes de que sea imposible”, afirmó.

Tras Guterres y Thunberg, se presentó un video con un mensaje del Papa Francisco en el que cuestionó si existe una verdadera voluntad política para destinar mayores recursos humanos, financieros y tecnológicos afín de mitigar los efectos negativos del cambio climático y ayudar a las poblaciones más pobres y vulnerables. Por ello, llamó a actuar con honestidad, responsabilidad y valentía, y a poner “nuestra inteligencia al servicio de otro tipo de progreso más sano, más humano, más social, más integral”.

Luego fue el turno de presentar los compromisos por parte de los líderes políticos, económicos y de la sociedad civil en la cumbre. La Canciller alemana Ángela Merkel afirmó que “todos escuchamos el llamado de los jóvenes”, y afirmó que “como representantes de los países industrializados, tenemos el deber de utilizar la innovación, la tecnología y el dinero para allanar el camino para detener el calentamiento global”.

“Necesitamos una agenda comercial al servicio de la agenda climática (…) En nuestros intercambios tenemos que ser coherentes, no creo que haya que abrir nuevas negociaciones comerciales con países que están en contradicción con el Acuerdo de París, porque esto contradice profundamente el debate de estos días”

Emmanuel Macron, Presidente de Francia.

Por ello, dijo, su país invertirá 54 mil millones de euros en nuevas tecnologías, nuevas formas de movilidad, asilamiento de los edificios y nuevos sistemas de calefacción, al tiempo que introducirá un pago por emisiones de CO2 no solo como el que ya existe a nivel europeo para la industria y la generación de energía, sino a nivel nacional introducirá pagos por emisiones de CO2 por movilidad y a nivel de hogares particulares, para evitar que se superen los balances previstos de emisiones.

Posteriormente fue el turno del Presidente Sebastián Piñera, quien recalcó el trabajo que está realizando Chile para descarbonizar su matriz de generación, impulsar las energías limpias y la electromovilidad, entre otros desafíos, y llamó a escuchar más a la ciencia.

“Los países tenemos que reconocer que la realidad nos ha superado, que la magnitud del cambio climático y del calentamiento global va mucho más rápido de lo que nosotros y los científicos habían anticipado”, afirmó.

“Chile está avanzando en esta tarea -dijo Piñera- con cuatro grandes instrumentos: lograr la descarbonización de su matriz energética y reemplazarla por energías limpias, transformar el sistema de transporte público desde los combustibles fósiles a la electromovilidad, establecer estándares exigentes de eficiencia energética en todos los sectores, y un ambicioso plan de reforestación”.

Por su parte, el Presidente de Francia, Emmanuele Macron, afirmó que “me ha emocionado mucho la intervención de algunos de los jóvenes, en muchos de nuestros países cada semana vemos que se manifiestan y se expresan con una urgencia que nos transmiten que no estamos haciendo lo suficiente (…) Ningún responsable político puede hacer oídos sordos a esta exigencia de justicia intergeneracional”

Por ello, llamó a terminar con las contradicciones entre la agenda comercial y la destinada a detener el calentamiento global. “Si queremos actuar, y hacerlo con contundencia, tenemos que avanzar hacia la neutralidad de las emisiones de CO2 al 2050 (…) Francia va a asumir sus responsabilidades: desde ya hemos detenido nuestras exploraciones de hidrocarburos y las últimas centrales de carbón van a cerrar sus puertas antes de 2022”.

“Necesitamos una agenda comercial al servicio de la agenda climática -agregó Macron-, una gran mayoría de nosotros creemos en un mundo abierto en que haya relaciones comerciales (…) En nuestros intercambios tenemos que ser coherentes, no creo que haya que abrir nuevas negociaciones comerciales con países que están en contradicción con el Acuerdo de París, porque esto contradice profundamente el debate de estos días. A nivel europeo, al menos, que es donde podemos actuar con mayor contundencia, necesitamos una agenda comercial con el objetivo de deforestación importada cero y CO2 importado cero. Es indispensable, es un cambio profundo y un verdadero paso adelante”.

Respecto a las inversiones financieras, Macron afirmó que “aquí también tenemos que ser coherentes con nuestras acciones y dejar de financiar en el exterior proyectos de infraestructura que emiten CO2. No podemos decir que queremos combatir el calentamiento global y proteger la biodiversidad biológica y luego seguir financiando en otros países infraestructuras que contaminan, que aumentan las emisiones de CO2 y que hacen lo contrario a lo que predicamos”.