Agenda 2030 / Cumbre del Clima

COP25: Aumento del nivel del mar amenaza a los moais de Rapa Nui

Presente en la Cumbre del Clima en Madrid, el presidente de la comunidad Mau Henua, Camilo Rapu, indicó que las plataformas que sostienen los moais (ahu) ya están siendo afectadas por el alza en las mareas, y otras piezas ceremoniales y arqueológicas ya están bajo el agua debido a derrumbes.

País Circular | 4 Dic 2019 a las 11:21 am

Actualmente, Rapa Nui presenta una serie de negativos efectos ocasionados por el cambio climático.  El aumento del nivel del mar  ha provocado un  negativo impacto  en el borde costero donde se encuentra el 90% de las estructuras megalíticas llamadas ahu, y moai. (ahu es la plataforma donde están los moai) Esta condición ha provocado un aumento en el riesgo de derrumbe de las estructuras  y  con ello la posible pérdida de piezas completas en el fondo del mar. El sector más expuesto a este tipo de daño, se encuentra en  la costa sur  de la isla  y es conocido como “Poike”.   En este lugar  existen 4 plataformas  con sus moai. Tres de ellas presentan daños producto de la erosión.

Esta declaración fue parte de la exposición que brindó el presidente de la comunidad Mau Henua, Camilo Rapu, en el marco de la Zona Verde de la COP25 en Madrid. Los modelos predictivos del impacto de cambio climático apuntan a que las áreas  afectadas por el aumento del nivel del mar  serán  las estructuras  ubicadas en  Tahai, Tongariki, Akahanga, Anakena (Ahu Nau Nau), el sector de Roiho y el más urgente de rescatar;  el complejo de Ura Uranga Te Mahina.  En este último lugar, la comunidad  Mau Henua está realizando un muro de contención para mitigar los efectos negativos e impedir que sigan los  derrumbes.

Al interior del sitio de Orongo ( tangata manu) hay un “macizo” donde se encuentran petroglifos del hombre pájaro. Este conjunto de piedras ya ha sufrido  desprendimientos de valiosas piezas arqueológicas.

Como se sabe, algunos modelos climáticos prevén que los niveles del mar podrían aumentar hasta 1,5 metros para el año 2100. En este escenario varios moai con sus plataformas podrían quedar irremediablemente sumergidos en el agua.

La representación de la comunidad Mau Henua en la COP25.

Plástico flotante

Otro problema que afecta directamente a Rapa Nui refiere a que en forma creciente las mareas están llevando  desechos de plástico a las costas. Con esto se está contaminando playas y sitios de pesca. Este es uno de los principales efectos antropogénicos globales que se constatan en la isla.

Se seca el humedal de Rano Raraku

Existe una considerable baja en las aguas lluvias. Esto pone en riesgo el abastecimiento de agua dulce para la población local.

Hace 300 mil  años, diversos flujos de lavas basálticas formaron el  Rano Raraku, uno de los tres principales conos volcánicos que hace 2,5 millones de años registraban una intensa actividad, lo  que  dio origen a la isla Rapa Nui. En el lugar hay más de 400 moais en distintas fases  de desarrollo.

Por muchos años, en  el interior del Rano Raraku ha existido un humedal que hoy enfrenta una creciente  sequía. La causa que reúne mayor consenso  es la  falta de precipitaciones como consecuencia del cambio climático En este marco, el humedal no ha logrado recuperar su nivel normal tras el ciclo de evaporación de agua. Desde el 2017,  el  déficit de lluvia  se estima superior  al 44 por ciento de precipitaciones.