Agenda 2030 / #CongresoFuturo

Cassandra Brooks y el calentamiento global en la Antártica: “No es sobre salvar al mundo, es sobre salvarnos a nosotros”

Hoy los ojos de la comunidad científica están puestos sobre la Antártica, los efectos que el cambio climático está produciendo en ese continente y como pueden afectar al resto del globo. Convertido en un laboratorio para analizar el futuro de la humanidad, los científicos afirman que el derretimiento de sus hielos llegó a niveles históricos, y advierten sobre las consecuencias de este fenómeno. En el marco del Congreso Futuro, Cassandra Brooks, cuyas investigaciones ayudaron a impulsar la adopción del área marina protegida más grande del mundo en el Mar de Ross, en la Antártica, uno de los ecosistemas marinos más sanos y productivos que quedan en la Tierra, conversa con País Circular sobre la urgencia de actuar ahora.

Alejandro Contreras | 23 Ene 2019 a las 6:30 am

“Hay esperanza para la Antártica”. Así de optimista es la doctora en Medio Ambiente y Recursos Naturales, Cassandra Brooks. Aunque el escenario parezca aterrador respecto a algunas proyecciones que han mostrado sus pares, la profesora asistente en Estudios Ambientales en la Universidad de Colorado cree que, al igual que Martin Luther King, se debe soñar con el mundo que queremos vivir y luchar por ello.

En esta entrevista, Brooks explica los efectos que puede traer el aumento de las temperaturas cercanas a la Antártica, y cómo este cambio puede tener impactos dañinos para el krill y -en consecuencia- a toda la fauna marina.

Sus investigaciones han ayudado a impulsar la adopción del área marina protegida más grande del mundo en el Mar de Ross, en la Antártica, uno de los ecosistemas marinos más sanos y productivos que quedan en la Tierra. En esta entrevista, sus recomendaciones apuntan también a seleccionar ciertos lugares del continente blanco para inhabilitarlo de todo alcance humano, ni siquiera para investigaciones científicas.

¿Qué tan grave es el daño que ha recibido la Antártica?

Hay mucho que todavía no sabemos sobre el estado de la Antártica, y a pesar de que los científicos la han estudiado por siglos, hay muchas cosas que no sabemos todavía. Sabemos que el cambio climático está ocurriendo en el mundo, sabemos que está afectando a la Antártica, pero es complejo definir qué es definitivamente de origen humano debido al cambio climático, o qué es parte de los cambios naturales que suceden ahí, al igual que muchas poblaciones animales que se han visto afectadas. Además, hay algunas partes en la Antártica donde la gente no está estudiando, lo que hace difícil obtener una imagen completa sobre qué está sucediendo. Es difícil llegar a la Antártica siempre, pero muchos estudios ocurren en el verano y en lugares específicos que son fáciles de acceder, y eso deja muchos agujeros en nuestro conocimiento.

Para aterrizar un poco el contexto, ¿cuáles serían las consecuencia en el mundo de contar con una Antártica cada vez más reducida?

Muchas de las proyecciones que mostró Jane Francis hablaban con respecto al cambio climático y la Antártica, y muchas de las proyecciones dan miedo de que tendremos bloques de hielo colapsando y derretimientos ocurriendo. Esto afectará a todo el mundo con aumento en el nivel de los mares en todas partes. Además, la Antártica literalmente conduce las circulaciones globales de los océanos, por lo que si esos patrones de circulación cambian alrededor de la Antártica por los derretimientos, podría cambiar el clima en todo el mundo. Podría cambiar todos los patrones de circulación, por lo que es bastante aterrador en pensar en ese futuro para la humanidad, y aquí es donde es para mí no es sobre salvar la Antártica o salvar el mundo, es sobre salvarnos a nosotros, salvar la especie humana.

¿Qué tan significantes serían estos cambios en el clima?

Nadie sabe. Honestamente, creo que nadie sabe con certeza, y eso es porque algunos están estudiando el clima pasado para entender cuáles son los límites que causarán los cambios.

Respecto a los países que están trabajando en la Antártica, ¿qué esfuerzos destacables se ven para salvarla?

Es fantástico el trabajo que se hace ahí. Antártica es un lugar donde los países trabajan de manera conjunta, y en especial los científicos, que siempre han trabajado juntos. Es un fantástico ejemplo de lo que es posible, no conozco otro lugar en el mundo en el que podamos llevarnos de la manera en que lo hacemos en la Antártica.

“Muchas personas viven en occidente sin sentir los impactos tan fuertes, puede que algunas veces tengan diferentes cambios en el clima o la gente siente que la gasolina está más cara, pero no despertamos en la mañana sintiendo los efectos del cambio climático y ese es un verdadero problema”.

¿Cuál es su opinión respecto al trabajo que ha hecho Chile en ese continente?

Chile es uno de los países más importantes para gobernar la Antártica, y veo que para Chile es un orgullo nacional. Si miras un mapa puedes ver que sus territorios son muy cercanos, y también sienten mucha responsabilidad de cuidar y proteger esta zona.

¿Qué especies peligran más con el derretimiento de la Antártica?

Hay mucha vida en las aguas antárticas, y hay muchas que quedarán bastante vulnerables a cambios. Por ejemplo, los peces tienen anticongelantes en su sangre, y están acostumbrados a aguas muy heladas, y no tienen mucha tolerancia si el agua comienza a aumentar su temperatura. Algunos especialistas también advierten que el cambio en la temperatura de las aguas puede afectar el krill, el esqueleto del krill puede que en temperaturas se pueda disolver, pero no sabemos con certeza. También muchas focas son, lo que llamamos, dependientes del hielo, por lo que viven en el hielo, bajan al agua para capturar peces o krill, pero viven en el hielo, tienen sus crías en hielo, por lo que si hay menos hielo para que las focas usen, sería muy malo para ellas.

¿Qué tan importantes serían los efectos sobre el krill?

El krill es la base alimenticia de todo lo que come en Antártica, y depende del hielo para su ciclo de vida, por lo que es un problema si los hielos comienzan a desaparecer. Si el krill desaparece esto afectará a todos los mamíferos y todas las aves, porque muchas de estas especies se alimentan del krill, y esto es lo que nos asusta respecto a no saber lo que está sucediendo ahora y qué podemos hacer, y aquí es cuando hablo de las áreas marinas protegidas desde la perspectiva de pensar que no dañemos estas áreas y hagamos todo lo posible para sacar a los humanos de ellas, para que puedan ser más resilientes y enfrentar estos cambios. Algunas partes del Antártica se están volviendo más heladas, es una imagen complicada, por lo que hay esperanza de que aquellas áreas puedan ser un refugio para pingüinos y focas.

¿Y qué se puede hacer ahora?

Desde una perspectiva local, lo que podemos hacer es dejar algunos lugares fuera de los límites humanos, para no pescar, para no investigar, tampoco abrirlas a turistas, solamente dejar algunos lugares vulnerables a solas completamente, transformándolas en áreas protegidas. Por ejemplo, los países que administran la Antártica lo hacen bajo la Antartica Treaty System, y es un acuerdo separado de las Naciones Unidas, y muchas de las discusiones climáticas están sucediendo ahí, por lo que estos acuerdos no están hablando entre ellos. Creo que este es un problema, porque el cambio climático en la Antártica está muy conectado, por lo que creo que podríamos hacer más con eso, de esa manera podríamos trabajar a nivel global de lo que podemos hacer y cómo reducimos el impacto climático.

¿Cuánto tiempo tenemos antes de que este se transforme en un problema irreversible?

Algunos científicos creen que ya es del todo tarde, que ya hemos cruzado la línea crucial, mientras que otros dicen que si actuamos ahora y mantenemos los niveles de dióxido de carbono a un nivel, estaremos bien. Pero las últimas predicciones no son buenas, porque incluso si nos pusiéramos muy eficientes hoy y reducimos las emisiones de CO2 en la atmósfera, la temperatura seguiría subiendo por un tiempo. Por lo que entre más pronto actuemos, más pronto podremos nivelar las cosas. Es una situación aterradora.

Sé que hay algunas tecnologías que sugieren que podemos sacar los gases de efecto invernadero fuera de la atmósfera, pero muchas de ellas no son viables, por lo que ahora no es reversible. Sin embargo el sistema de la Tierra es muy resiliente, y ha estado aquí por mucho tiempo, nosotros somos algo nuevo, adiciones recientes al planeta, por lo que el sistema en sí es resiliente. Creo que la Tierra no se irá, pero nosotros tal vez sí, y he ahí el problema, ¿puede la Tierra curarse a tiempo para que nosotros podamos sobrevivir este tiempo loco que estamos viviendo?

¿Cree que esta generación ha sopesado la relevancia de esto?

Creo que tu pregunta es muy importante, porque siento que ese es el problema. Muchas personas viven en occidente sin sentir los impactos tan fuertes, puede que algunas veces tengan diferentes cambios en el clima o la gente siente que la gasolina está más cara, pero no despertamos en la mañana sintiendo los efectos del cambio climático y ese es un verdadero problema. Espero que no nos atrape sufriendo para poder hacer un cambio.