Agenda 2030 / ODS

La incierta agenda de Chile para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Dentro de 12 años más nuestro país y otras 192 naciones deberán rendir cuentas por el cumplimiento de un grupo de metas y objetivos, enmarcados en un plan universal a favor de las personas, el planeta y la prosperidad: los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), o Agenda 2030. Si bien la ONU ya definió la ruta para alcanzarlos, el camino todavía parece ambiguo y hay quienes ya se inquietan por la falta de señales claras del gobierno que apunten a concretar estos importantes compromisos globales.

Nicolás Arce | 17 Dic 2018 a las 6:30 am
PNUD Chile

“Agradezco la invitación que extendieron al ministerio y que me permite hoy estar acá. No siempre llegan tantas invitaciones a la subsecretaría de Evaluación Social así que se agradece cuando a uno le toca reemplazar”, decía entre las tímidas risas de los asistentes la jefa del organismo, Alejandra Candia, al comenzar su exposición en el seminario “Empresas Sumando Valor”, realizado en el centro de conferencias de la Sofofa la mañana del viernes 7 de diciembre de 2018. El comentario de la subsecretaria tenía un motivo: su lugar estaba reservado inicialmente para el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno. Durante la semana el ex canciller había comprometido su presencia ante los gerentes, diplomáticos y articuladores de la Agenda 2030 en Chile; pero decidió cancelar su participación, y optó por recibir un premio especial entregado por Icare. El evento ocurrió casi a la misma hora en la que debía exponer sobre las acciones del Gobierno para alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), comprometidos por el Estado junto a otras 192 naciones ante la ONU en septiembre de 2015.

La ausencia del ex líder de la CPC en el seminario no pasó inadvertida. “A mí me encantaría ver al ministro Moreno de repente hablar de algunas iniciativas que están haciendo relacionadas con los ODS”, diría más tarde Hans Eben, gerente general de Unilever y presidente en Chile de Red Pacto Global, el brazo que Naciones Unidas creó para articular el rol de los privados en el cumplimiento de los objetivos.

Pero lo que no dijoMoreno ante los empresarios y representantes de las ONG, lo anunció su reemplazante en la reunión. “Estamos pasando del proceso de diagnóstico al de implementación (de la Agenda 2030), y es ahora cuando necesitamos actuar de manera conjunta para reportar a nivel mundial durante julio del próximo año los avances que está realizando Chile”, sostuvo la subsecretaria.

Alejandra Candia -quien hasta ahora se ha hecho cargo en forma pública de la coordinación de los ODS por parte del Ejecutivo-, dijo a País Circular que “hemos asumido el compromiso de la presentación de un informe voluntario, porque estamos convencidos de que el gobierno del Presidente Piñera tiene muchísimo que mostrar respecto a los avances que estamos haciendo en materia de Agenda 2030”.

La decisión de realizar un reporte voluntario por parte de La Moneda se había comunicado un día antes del seminario en la Sofofa. Durante la mañana del jueves 6 de diciembre, ella y el propio ministro de Desarrollo Social participaron de la primera reunión -durante este gobierno- del Consejo Nacional para la implementación de la Agenda 2030; instancia presidida por la Cancillería, y que integran también Medio Ambiente, Economía y, desde ese encuentro, la Secretaría General de la Presidencia.

“Chile el año pasado expuso un informe voluntario en el Foro Político de Alto Nivel, en Naciones Unidas en Nueva York. Este año -por razones de instalación del nuevo Gobierno- no se presentó; pero en 2019 ya hay un compromiso de presentar un informe”.

Margarita Ducci, directora ejecutiva de Pacto Global.

Luego de la jornada de trabajo, el canciller Roberto Ampuero informó que la presentación voluntaria de Chile expondrá la “forma en que ha ido avanzando en el cumplimiento de los objetivos de esta gran agenda, muy ambiciosa, que tiene que ver con la preservación del planeta, mejores condiciones de vida para las personas, y también la colaboración entre los países». La noticia fue difundida rápidamente en los portales de cada ministerio y en algunos medios de prensa, sin embargo este reporte ante la ONU anunciado por el ministro ya era un compromiso asumido del país.

La Agenda

El 16 de junio de 2017, el gobierno de Michelle Bachelet llevó hasta la ONU la primera Presentación Nacional Voluntaria del país, cuyo énfasis se centra en los siguientes objetivos: Fin a la pobreza, Hambre cero, Salud y bienestar, Igualdad de género, Infraestructura, Vida submarina, y Alianzas para el desarrollo sostenible y medios de implementación.

A comienzos de septiembre de ese mismo año, La Moneda realizó un “Informe de diagnóstico e implementación de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible en Chile”. En su presentación -firmada por el entonces canciller Heraldo Muñoz- seidentifican “cuatro desafíos principales: alcanzar un desarrollo económico y social sostenible e inclusivo; disminuir la pobreza y la desigualdad; hacer frente al cambio climático, resguardando la diversidad biológica y de los recursos naturales, y promoviendo la innovación; fortalecer las instituciones y la democracia”.

“Chile el año pasado expuso un informe voluntario en el Foro Político de Alto Nivel, en Naciones Unidas en Nueva York. Este año -por razones de instalación del nuevo Gobierno- no se presentó; pero en 2019 ya hay un compromiso de presentar un informe”, dijo a País Circular Margarita Ducci, directora ejecutiva de Pacto Global, semanas antes de la reunión en la que los secretarios de Estado anunciaron el reporte voluntario ante la ONU.

Ducci asegura que fue el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo el que recomendó al Gobierno de Chile no presentar un informe este año por la dificultad que suponía plantear políticas públicas y nuevos programas durante el primer año de mandato. “No es una obligación, está avalado por el PNUD en el sentido de decir: ‘Chile, no se preocupen, no presenten informe este año, junten fuerzas para el 2019’. No hay un problema en ese sentido, pero sí se espera un informe contundente de los avances y de los planes”, agrega.

“Tenemos que trabajar hacia los ODS, porque creo que ahí estamos todavía fallando, y me gustaría que hubiese una conexión mayor; porque esta es una agenda país, creo que es una oportunidad extraordinaria. Y si todos contribuimos a esta agenda, y hay 169 objetivos, es una forma muy simple de unir al país y de construir confianzas a través de una agenda mundial”.

Hans Eben, presidente de Pacto Global Chile.

Aunque todavía no se sabe cuáles serán los énfasis del próximo informe voluntario comprometido por el gobierno, el ministro Alfredo Moreno dio algunas luces en la segunda reunión del Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre los ODS realizada en abril de este año. Durante el encuentro, el ex canciller afirmó que “si bien todos los ODS son importantes, y la idea es que los países progresen, en el ministerio el principal foco será en la superación de la pobreza”.

Respecto a este objetivo, Moreno presentó en octubre junto al Presidente Piñera el llamado “Mapa de la Vulnerabilidad”, un instrumento enmarcado dentro del programa “Compromiso País” con el que el Gobierno busca superar la pobreza mediante la identificación y priorización de 16 grupos vulnerables de la sociedad. Para ello se crearon 16 grupos o mesas de trabajo integradas por distintos actores del mundo público y empresarial, además de la academia, que en enero deberán entregar un primer informe de diagnóstico.

Aunque “Compromiso País” no alude directamente a ninguno de los 17 Objetivos definidos por la ONU, la subsecretaria de Evaluación Social cree “que el resultado del trabajo que emanará de las 16 mesas estará absolutamente en línea con la invitación que nos hace la Agenda 2030, contribuyendo a varios ODS, como el Objetivo 1, Fin a la pobreza; el 3, Salud y bienestar; el 4, Eduación de calidad; el 6, Agua limpia y saneamiento; y por supuesto el 17 que es el que cruza todos los grupos de trabajo: Alianzas para lograr los objetivos”.

Un rol más protagónico

La vinculación -hasta ahora solo en el discurso del gobierno- entre “Compromiso País” y los ODS definidos por Naciones Unidas, no satisface a quienes trabajan por articular la Agenda 2030 en Chile. Existe cierta incomodidad por el poco protagonismo que han tenido los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la gestión pública del ministerio de Desarrollo Social, y algunos piensan que eso se ha traducido en un desconocimiento general de los ODS por parte del mundo privado y la ciudadanía.

Durante el seminario “Empresas Sumando Valor” en la Sofofa, el presidente de Pacto Global, Hans Eben, manifestó su interés porque el gobierno haga una mayor difusión de la Agenda. “Creo que el tema está instaurado, y me gusta mucho que aquí esté la subsecretaria, yo invitaría a que el tema de los ODS esté más presente”, dijo.

“Tenemos que trabajar hacia los ODS, porque creo que ahí estamos todavía fallando, y me gustaría que hubiese una conexión mayor; porque esta es una agenda país, creo que es una oportunidad extraordinaria. Y si todos contribuimos a esta agenda, y hay 169 objetivos, es una forma muy simple de unir al país y de construir confianzas a través de una agenda mundial”, aseguró Eben, quien además es el gerente general de Unilever.

“Yo creo que ha faltado un lineamiento que le diga a las empresas: esta es la manera de mirar lo que tú estás haciendo y cómo desde lo que estás haciendo estás aportando (…) El ministerio hasta ahora no lo ha incorporado en su lenguaje, y también en su intención»

Marcela Bravo, gerente general de Acción Empresas.

Por otra parte, “hoy día la mayor cantidad de empresas no ha hecho el ejercicio de revisar y decir cuáles son los ODS y con cuáles me comprometo, a cuáles voy a apuntar, cuáles voy a desarrollar”, cuenta a País Circular Marcela Bravo, gerente general de Acción Empresas, una organización que agrupa a más de 130 instituciones del mundo privado involucradas en desarrollar sus negocios de manera sostenible.

“Yo creo que ha faltado un lineamiento que le diga a las empresas: esta es la manera de mirar lo que tú estás haciendo y cómo desde lo que estás haciendo estás aportando”, opina Marcela Bravo. “El ministerio hasta ahora no lo ha incorporado en su lenguaje, y también en su intención; sin embargo, escuchamos a la subsecretaria que lo están tomando en cuenta. Me da la impresión de que durante los primeros meses trabajaron mucho en el ‘Mapa de la Vulnerabilidad’ -que es muy importante y muy necesario-, pero ahí hay muchos objetivos que están apuntando a los ODS, pero no hicieron ese ‘match’”, asegura.

Marcela Bravo, que desde Acción Empresas impulsó junto a Pacto Global, la CPC y la Sofofa la plataforma “Sumando Valor”, que muestra las acciones concretas de los privados a la Agenda 2030, dice que “desde la subsecretaría de Evaluación Social van a tener que empezar a hablar en ese lenguaje en todo lo que están haciendo, y convocar mucho más a las empresas” de cara a la presentación del informe voluntario comprometido para 2019.

La gerente general de Acción Empresas, organismo que en Chile representa al Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD por sus siglas en inglés), asegura que en el “Mapa de la Vulnerabilidad” el ministerio hizo bien al conectarlo con el mundo empresarial para resolver en conjunto esos temas, “pero lo que falta ahora es identificar cuáles de ellos apuntan a qué ODS, y comunicar los avances que se van alcanzando en función de estos. Yo creo que estamos avanzando en desarrollo sostenible, pero no lo hemos mirado con el foco de los ODS”, dice.

Una idea similar manifiesta la directora ejecutiva de Red Pacto Global, Margarita Ducci. “Compromiso País tiene que insertarse en estos ODS. Si trabajan el tema ‘situación de calle’, obviamente eso influye en el ODS 1 de la pobreza, entonces por qué no meter ese grupo ahí”, asegura.

Cambio en el equipo

Uno de los temas que abordaron los ministros y subsecretarios durante la reunión del Consejo Nacional para la implementación de la Agenda 2030 -la quinta desde el año 2015-, fue cómo los distintos planes y proyectos del gobierno conversan y se relacionan con los ODS; pero además, trabajaron en un aspecto que definieron como clave para la puesta en marcha de la etapa de implementación de los compromisos: un cambio en la institucionalidad.

“(El cambio es la institucionalizad busca) trabajar en los lineamientos estratégicos, que luego serán propuestos al Consejo y después al Presidente, para ver la bajada de cómo el Estado se hace cargo de la Agenda 2030 y de su implementación”.

Alejandra Candia, subsecretaria de Evaluación Social.

Desde el gobierno anterior el ministerio que hoy lidera Alfredo Moreno cumple la función de secretaría técnica dentro del Consejo Nacional para la implementación de la Agenda 2030, y el trabajo se ha concentrado en la subsecretaría de Evaluación Social;  sin embargo la titular de ese organismo, Alejandra Candia, asegura que “la institicionalidad que fue pensada para la etapa de diagnóstico, tenía algunas falencias que estamos buscando corregir”.

La modificación acordada por los ministros apunta a  crear un grupo ejecutivo integrado por los subsecretarios que pueda “trabajar en los lineamientos estratégicos, que luego serán propuestos al Consejo y después al Presidente, para ver la bajada de cómo el Estado se hace cargo de la Agenda 2030 y de su implementación”, explica la subsecretaria.

Sin embargo esta no será la única modificación para la nueva etapa de Chile de cara al 2030. La responsabilidad de dirigir la puesta en marcha de la Agenda dentro del ministerio de Desarrollo Social, dejará de recaer sobre la subsecretaría de Evaluación y pasará en los próximos meses a depender de la División de Cooperación Público Privada del ministerio encabezada por Martín García.

El rol de las empresas

Pese a que el Gobierno todavía no ha definido una dirección clara para avanzar hacia el cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y sus 169 metas para el 2030, desde 2015 el mundo privado ha comenzado a articularse para incluir los ODS en sus procesos y en el desarrollo de sus negocios, ayudados por organizaciones como Pacto Global y Acción Empresas.

En octubre de este año más de 120 ejecutivos de empresas líderes mundiales se reunieron con representantes de los gobiernos y de las Naciones Unidas en una cumbre organizada por la ONU para discutir sobre la paz, los Derechos Humanos y el avance de la Agenda 2030.

En Chile, tanto el sector público como el privado concuerdan en que es necesaria la colaboración mutua para implementar la Agenda y medir los impactos de las acciones tendientes a impulsar estos objetivos; sin embargo, hoy tampoco hay claridad en cómo se concretará ese trabajo colectivo.

“No solo se puede cuantificar lo que hace el gobierno, también es muy importante lo que hacen las empresas, y en Pacto tenemos más de 80 empresas de las cuales el 80% corresponden a las más grandes del país».

Margarita Ducci, directora ejecutiva de Pacto Global Chile.

“Nosotros le hicimos con Pacto Global una propuesta al ministro Moreno ofreciéndole toda nuestra ayuda y colaboración para articular desde el sector privado, los aportes del sector privado y poder sumarlos al próximo informe voluntario”, cuenta Margarita Ducci. “No solo se puede cuantificar lo que hace el gobierno, también es muy importante lo que hacen las empresas, y en Pacto tenemos más de 80 empresas de las cuales el 80% corresponden a las más grandes del país, entonces el impacto de lo que hacen esas empresas es muy grande”, agrega.

En el caso de Pacto Global, Margarita Ducci explica que desarrollaron en conjunto con otras organizaciones una herramienta para que las empresas identifiquen a qué ODS pueden impactar a partir de sus objetivos y estrategias. “De ahí salieron nueve ODS en los que estamos concentrando el trabajo”, cuenta.

Apoyados con expertos de las 19 agencias de Naciones Unidas, las empresas se organizaron en grupos de trabajo para avanzar en las metas que plantea cada Objetivo; por ejemplo, respecto al ODS 9 Industria, Innovación e Infraestructura, el equipo está formado por Entel, VTR, el Laboratorio Bagó y Falabella. “Ellos decidieron abordar en una primera instancia la gestión de residuos y eficiencia energética; la accesibilidad a la infraestructura, y la brecha digital. Esos tres temas como líneas de acción. Y dentro de la gestión de residuos se han concentrado en los residuos electrónicos”, explica Ducci.

Actualmente las empresas están trabajando en una “guía para que las compañías sepan qué hacer con los residuos electrónicos, cómo pueden reciclarlos, con quién aliarse; es decir, para desarrollar políticas y formas de gestión de estos elementos”, cuenta la directora ejecutiva de Pacto Global.

Los efectos concretos

Unilever es una de las compañías más grandes del planeta y cuenta con más de 400 marcas presentes en los hogares del mundo, en Chile lidera la mesa de trabajo de Pacto Global para el ODS 12: Producción y consumo responsable. Hans Eben, su gerente general, cuenta que han impulsado un “cambio en el cliclo de producción de los detergentes en polvo, que actualmente son los más sustentables de Chile”.

“Son producidos en una fábrica que no envía residuos al relleno sanitario, con energía eléctrica 100% renovable, con una fórmula cero fosfato para proteger las aguas del país, fabricados en Chile disminuyendo la huella de carbono por transporte y con envases 100% reciclables, los cuales incluyen mensajes para fortalecer el uso responsable y que el consumidor actúe de una manera sustentable con el producto, reciclando el envase y lavando con agua fría, con el fin de aportar también a una cultura más sustentable”, asegura Eben.

“El tema del cambio climático es un temazo, pero necesitamos involucrarnos más. Hemos estado avanzando como sociedad, un buen ejemplo es el tema de las bolsas plásticas, pero nos queda mucho más por hacer”.

Alfonso Swett, presidente de la CPC.

“La línea de trabajo de las empresas respecto al ODS 12 ha sido la prevención, reducción, reciclado y reutilización. Ellos han hecho acuerdos de producción limpia, han desarrollado ciclos de vida del producto, y además estamos trabajando en una guía para el consumidor para que las organizaciones le transmitan cuándo están utilizando productos reutilizados”, dice Margarita Ducci.

Otro de los grupo de Pacto Global en los que participa Unilever es el del ODS 13: Acción por el clima, liderado por Masisa y en el que además trabajan Colbún, Latam y VTR. “Dentro de nuestras metas se incluye que al 2030 todas nuestras fuentes de energía sean de energía 100% renovable. Hoy todas nuestras fábricas y oficinas en Chile se abastecen de energía eléctrica de este tipo, lo que permite reducir 7.800 toneladas de CO2 al año, equivalentes a haber cambiado 276 mil ampolletas por ampolletas LED”, asegura Hans Eben.

Pero pese a iniciativas como esta, hay consenso en que el ODS 13 de Acción por el clima es uno en los que menos se ha avanzado. Alfonso Swett, presidente de la CPC, asegura que “el tema del cambio climático es un temazo, pero necesitamos involucrarnos más. Hemos estado avanzando como sociedad, un buen ejemplo es el tema de las bolsas plásticas, pero nos queda mucho más por hacer”.

En contraste, el ODS 8 de Trabajo decente y Crecimiento económico es el objetivo más reportado por las empresas según la plataforma Sumando Valor. Marcela Bravo, gerente general de Acción Empresas, cuenta que para la creación de esta plataforma se analizaron los reportes de al menos 380 compañías y encontraron 120 reportes que podrían contener casos de acciones relacionadas a los ODS. “En 2016 hubo 61 empresas que reportaron casos, y el 2017 hubo 57. Lo interesante es que, si bien hay menos empresas que reportaron, los casos que encontramos referidos a los Objetivos aumentaron en un 8%”, asegura.

“Esta plataforma ya está generando resultados. Tenemos 159 acciones del mundo empresarial implementadas con respecto a estos Objetivos de Desarrollo Sustentable; el 46% de los casos son de alcance nacional, y al mismo tiempo tenemos 57 empresas” involucradas en este desafío, dice el líder de la CPC.

Tanto Marcela Bravo como Alfonso Swett, aseguran que el desafío es aumentar el número de empresas que reporten desde la mirada de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Según el informe 2018 ODS, el 93% de las 250 compañías más grandes del mundo presentan informes de sostenibilidad, una herramienta clave a la hora de medir los avances de la Agenda 2030. Sin embrago, solo 105 empresas reportaron durante el año 2017 en Chile.