Ciudad / Movilidad urbana

Providencia le complicará la vida al auto con nuevas vías exclusivas para buses, ciclovías y mejoras peatonales que desincentiven su uso

Hace unos años que la comuna trabaja en un Plan de Movilidad Sustentable, el que próximamente se verá fortalecido por una serie de disposiciones que comenzarán a concretarse este año, como la incorporación de bicicletas por Eliodoro Yáñez y corredores de transporte público por Tobalaba y Los Conquistadores. Además, se planea una renovación completa de la Avenida Andrés Bello, donde se le restará un gran espacio a los automovilistas y se busca además poner fin a la reversibilidad de la vía.

Natalia Heusser | 28 Mar 2019 a las 6:30 am

“Tenemos que ir creando condiciones que le hagan más difícil la vida a los automovilistas». Así de rotunda fue la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, cuando intervino el pasado 13 de marzo en el seminario “Construyendo Movilidad en la Chimba”, organizado por la Mesa de Movilidad de Independencia.

Este ambicioso objetivo, que seguro sacará ronchas, es parte de la hoja de ruta del municipio y está contemplado dentro del Plan de Movilidad Sustentable, a través de una serie de iniciativas que deberían concretarse en el corto y mediano plazo.

Entre las propuestas que esta trabajando el municipio en ese marco está la creación de vías exclusivas para el transporte público en Tobalaba y Los Conquistadores; aumentar la cantidad de ciclovías y terminar con la reversibilidad en Salvador y en la Avenida Andrés Bello e incluso, en esta última vía, se manejan alternativas de diseño que le restan terreno a los autos.

Que todo lo anterior se materialice no sólo depende de una decisión comunal, también se necesita la aprobación del Ministerio de Transportes (MTT), y al parecer ya existen acuerdos en ciertos puntos. “Se trata de incentivar el uso del transporte sustentable y desincentivar el uso del automóvil particular. Constatamos que la autoridad central está abierta a acoger estas intervenciones”, aseguró Matthei al ser consultada por el tema.

Juan Carlos Muñoz, ingeniero y director del Centro de Desarrollo Urbano Sustentable de la UC (Cedeus Chile), planteó que aparecerán voces detractoras al plan, sobre todo de conductores, pero que sin embargo el tiempo le dará la razón a Providencia.

“A nadie le gusta que le quiten algo, pero se ha visto que cuando se implementan estas medidas se ordena el tráfico. Los ciclistas y el transporte obtienen sus propios espacios y se retiran algunos viajes en auto. Por lo tanto, la circulación de los automovilistas terminará siendo más fluida”.

«Estimamos que la autoridad central va a comprender que se puede trabajar todo esto con alguna holgura, para poder materializar infraestructura que dé cabida a los modos sustentables»

Evelyn Matthei, alcaldesa de Providencia.

Por ahora, lo más concreto y que posee fecha para este año son los corredores para buses. “Ya estamos trabajando en las acciones previas de preparación para la ejecución”, adelantó Matthei.

Para ello, hoy se están coordinando con el Directorio de Transporte Público Metropolitano (DTPM) las intervenciones físicas como, por ejemplo, una pista exclusiva para buses sur-norte de Tobalaba, que requiere de un rediseño del cruce de El Bosque para disponer de tres pistas.

El caso de Los Conquistadores no exige obras civiles, lo que permitiría que el procedimiento sea más rápido. “Son múltiples los asuntos a concordar con el DTPM, que se basan en el convencimiento que el transporte público de superficie es esencial en la movilidad de una ciudad grande”, sentenció en un documento el equipo técnico del municipio.

Para Juan Carlos Muñoz este es un tema “de voluntad y de viabilidad política, más que de infraestructura. Los corredores segregados son un poco más demorosos, pero definir pistas sólo buses es más sencillo”.

Comenzará construcción de ciclovía de Eliodoro Yáñez

Por otra parte, se está acelerando la creación de la ciclovía en Eliodoro Yáñez y Suecia, lo que requiere de una tarea en conjunto con el MTT. A pesar de los obstáculos, se estima que las vías comenzarán su construcción en septiembre de este año.

“Hay aún algunas rigideces normativas, como lo que nos ocurre en Eliodoro Yáñez respecto al ancho mínimo exigido de 3 metros para las pistas vehiculares motorizadas, en circunstancias en que nosotros hemos planteado pistas de 2,75 metros. Sin embargo, estimamos que la autoridad central va a comprender que se puede trabajar todo esto con alguna holgura para poder materializar infraestructura que dé cabida a los modos sustentables”, explicó Matthei.

«Tener siete pistas en un solo sentido induce a andar a exceso de velocidad y se sabe que, al principio y final de la reversibilidad, los niveles de velocidad en los que circulan los autos superan lo permitido”

Tomás Echiburú, concejal de Providencia.

Las ciclovías de Marchant Pereira y la unión de la ciclovía de Ricardo Lyon con Mapocho 42K, en tanto, se ejecutarán dentro de este semestre. De hecho, la semana pasada se iniciaron las obras previas a la ciclovía de Lyon. Así, en Providencia con Nueva de Lyon se está habilitando el paso peatonal poniente de la intersección para facilitar el cruce peatonal con accesibilidad universal.

A esto se suma la mejora de los estándares peatonales de todas las intersecciones de la calle Ricardo Lyon, entre Diego de Velásquez y Andrés Bello, donde se ampliarán los pasos para transeúntes, se incorporarán baldosas podotáctiles y una vereda continua en De Velásquez. Junto a esto, se encuentra en elaboración el ciclopaseo de Tobalaba, que remodelará el parque Tobalaba desde Eliécer Parada hasta El Bosque.

Fin a reversibilidad de Andrés Bello

El año 2013 fue la primera vez que se empezó a hablar de eliminar la reversibilidad de Andrés Bello, y en 2017 la alcaldesa accedió a reactivar la solicitud al Ministerio de Transportes para que presentara un estudio que mida el impacto de mantener esta disposición que se creó oficialmente hace 33 años -aunque en la práctica se hacía desde antes-, como una medida de mitigación ante la construcción de la Línea 1 del Metro.

Esta vía opera así: entre las 7.30 y las 10.00 de la mañana los autos van por las siete pistas de oriente a poniente, y entre las 17 y las 21 horas circulan de poniente a oriente.

Para Matthei, esta norma “obliga a los ciudadanos a tomar decisiones de viaje sin margen de error, con apego estricto a la hora, lo que en la práctica no ocurre ni siquiera en Andrés Bello, que tiene más de 40 años operando así. Es decir, no es una operación que pueda consolidarse en el tiempo”.

En esta misma línea, el concejal de la comuna Tomás Echiburú explicó que esta idea se incorporó pensando en que una gran cantidad de automovilistas tenían su fuente laboral en el centro de la ciudad, tendencia que se ha ido trasladando hacia el oriente. Pero eso no es todo, pues el cambio de sentido de la calle ha provocado estragos.

“En los primeros y últimos minutos de la reversibilidad siempre hay confusión de gente que no sabe si sigue o no y hemos tenido bastantes accidentes, por suerte no han sido graves. Además, tener siete pistas en un solo sentido induce a andar a exceso de velocidad y se sabe que, al principio y final de la reversibilidad, los niveles de velocidad en los que circulan los autos superan lo permitido”, afirma.

Nuevo diseño «bajará» la ciclovía del parque

De concretarse el fin de este antiguo modelo, se rediseñará Andrés Bello para generar una mayor eficiencia de la calle. De este modo, se quiere integrar transporte público y ciclovías unidireccionales, para dejar que el parque y las aceras sean exclusivas para el peatón. Con ello, según señalaron desde el municipio, disminuiría la presión de uso en Providencia, Bellavista y Santa María en las horas con reversibilidad.

“Nuestra idea es poder bajar la ciclovía a la calle, para que la ciclovía de hoy se convierta en una súper vereda para el parque. También habría que quitarle al menos una pista a Andrés Bello para darle un espacio seguro a los ciclistas”, precisó Echiburú, quien agregó que “hay una intención de que pronto se licite el estudio del diseño, para ver cómo podría ser técnicamente el proyecto y poder presentarlo al MTT. Yo creo que es de largo plazo”.

El arquitecto añadió que “la gente cambia de hábitos. Si le damos todas las facilidades para andar en auto, andará en auto, pero si les vamos poniendo ciertos límites tal vez eso sirva como incentivo para que tomen otras alternativas”.

Aparte de Andrés Bello, el equipo técnico del municipio también conversó con las autoridades sobre las otras dos calles reversibles de Providencia: Diagonal Oriente y Salvador. “El Hospital Salvador es el único del mundo cuya accesibilidad presenta reversibilidad, lo que a nuestro juicio constituye una manifestación extrema de privilegio de la movilidad motorizada versus la salud e integridad de los pacientes”, dijeron.

Para finalizar, el ingeniero Juan Carlos Muñoz sugirió los próximos pasos que tiene que dar esta comuna. “Se debería reducir la disposición de estacionamientos y encarecerlos. Es importante que la comuna, en vez de tener una exigencia de un mínimo de estacionamiento por edificio, tenga un máximo. Y lo otro es avanzar en la tarificación vial, que es algo interesante que ha propuesto la ministra de Transportes Gloria Hutt”.