Biodiversidad / VALDIVIA

Isla del Rey: cómo se protege el refugio de alerces más al norte de Chile a una década de su descubrimiento

Desde su hallazgo en 2008, el Programa de Monitoreo Continuo de la empresa Arauco ha constatado la existencia de 1.200 especies y además determina la condición de hábitat de este árbol nativo, para mejorar y recuperar otros ejemplares.

FOTO: Arauco

Hasta hace una década, se creía que el límite de distribución natural del alerce era la Reserva Costera Valdiviana. Sin embargo, una investigación liderada por el ingeniero forestal y doctor en Filosofía en Ecosistemas Forestales y Sociedad, Daniel Soto, constató la presencia de esta especie nativa al norte de la Isla del Rey, inserta entre los ríos Futa y Tornagaleones, muy próxima a Valdivia.

Soto, profesor asistente del Departamento de Ciencias Naturales y Tecnología de la Universidad de Aysén, además probó la existencia de poblaciones de cipreses de las Guaitecas. Desde que la empresa Arauco se hizo cargo de este refugio, comenzó a censar los alerces allí encontrados y determinó que existen 1.200 ejemplares en sus Áreas de Alto Valor de Conservación (AAVC) en Isla del Rey, totalizando 9.000 si se incluyen a otras superficies de la empresa situadas en Corral y La Unión.

La institución encargada del catastro de los alerces de Isla del Rey, los más boreales de Chile, es el Programa de Monitoreo Continuo de Arauco. Esta entidad permite estudiar la especie, para luego generar condiciones de recuperación y mejoramiento del sitio.

“Buscamos hacer un cierre con monitoreo de campo para pasar a un monitoreo más amplio con imágenes satelitales, previa asesoría de científicos del área que den confianza de que el trabajo se está realizando de buena manera”, explica Gustavo Escobar, encargado de Suelo, Agua y Biodiversidad de Arauco, quien detalla que el refugio de alerces en Isla del Rey tiene una extensión de 50 hectáreas.

“Es la población más al norte que se ha descrito para el alerce y lo más interesante: está dentro de una isla, lo que le da una relevancia mayor aún. Este es un hallazgo fitogeográfico que expande el límite norte de la población de alerce, la cual se registraba en la Reserva Nacional Valdivia”, explica el académico Daniel Soto.

Desde la forestal destacan que la sinergia con el mundo académico permite realizar estas investigaciones que buscan preservar especies como el alerce o la araucaria, con foco en la prospección de futuro del estado sanitario de los bosques.

“El 20% del patrimonio forestal de la empresa es bosque nativo y de ese total 60 mil hectáreas son AAVC que tienen como objeto proteger el patrimonio natural y cultural que existe al interior de los predios de la compañía”, cierra Juan Anzieta, gerente de Medio Ambiente y Comunidades de Arauco.