Biodiversidad / Conservación

Buscan crear el primer Parque Nacional de la Región Metropolitana en 142 mil hectáreas entregadas por el Ejército en Cajón del Maipo

A través de una campaña por redes sociales y una página web, una serie de organizaciones de montañismo y de conservación quieren reunir 142 mil firmas para que el gobierno proteja los predios de Río Olivares y Río Colorado, los que albergan 14 mil hectáreas de glaciares y 24 cumbres sobre los cinco mil metros de altura, entre ellas el volcán Tupungato.

Natalia Heusser | 12 Abr 2019 a las 5:20 pm

A sólo 70 kilómetros del centro de Santiago, en el Cajón del Maipo, se encuentran los predios de Río Olivares y Río Colorado, los que suman 142 mil hectáreas, donde se almacena el 50% de la reserva de agua dulce de la cuenca capitalina.

El 27 de marzo el Ejército de Chile le traspasó al ministerio de Bienes Nacionales las últimas 70 mil hectáreas de este gran terreno, ahora totalmente fiscal, el que pretende ser utilizado con fines turísticos y deportivos, según señaló hace pocos días el ministro de la cartera, Felipe Ward.

Sin embargo, esta superficie aún no posee una protección oficial y su acceso sigue siendo muy engorroso, pues se requiere de una serie de autorizaciones.

Por esta razón diversas organizaciones ciudadanas, clubes de montañismo y de conservación lanzaron la campaña #QueremosParque, que busca reunir 142 mil firmas a través de la página www.queremosparque.cl para crear el primer Parque Nacional para la Región Metropolitana, abierto a la comunidad.

¿Cuál es su importancia? Resulta que este sector es rico en biodiversidad y es un potencial para realizar actividades outdoor. Aquí se encuentran 47 especies de flora y 135 de fauna, además de 14 mil hectáreas de glaciares, entre los que se cuentan Olivares Beta, Olivares Gamma y Juncal Sur. Junto a esto, alberga cinco cumbres sobre seis mil metros de altura y 19 sobre cinco mil, entre ellas el volcán Tupungato y Tupungatito.

Si bien aún no ha habido una reunión formal con las autoridades, desde una de las organizaciones señalaron que existe una voluntad política por cumplir con la demanda que están planteando.

“Cuando se transfirieron las 70 mil hectáreas, el ministro de Bienes Nacionales hizo hincapié en transformar este lugar en un área protegida y se comprometió a entregar un nuevo protocolo de ingreso, más expedito. Hoy para poder entrar hay que pedirle permiso al Ejército, que se demora una eternidad en entregarlo, y a Bienes Nacionales. Pero el acceso a estos valles es controlado por la empresa AES Gener, que tiene una planta en el lugar. El problema es que teniendo los permisos igual quedas con la inseguridad de que si el guardia te dice que no, es no”, explicó Christian Moscoso, director Regional en Chile de Acceso Panam, una de las entidades que lidera la cruzada.

Hasta ahora llevan más de 20 mil firmas, pero quieren llegar a las 142 mil para respaldar la petición. “La idea de crear un Parque Nacional no sólo servirá para descongestionar todos los atractivos del Cajón del Maipo, sino que permitirá que mediante el pago de un ingreso se puedan inyectar recursos al sistema completo de parques nacionales, algo que hoy hace mucha falta, pues en promedio se manejan cerca de 2 dólares ($1.320) por hectárea”, indicó.

Moscoso agregó que, de crearse el parque, podría usarse también para introducir la cultura de la montaña en los colegios, pensando en que el territorio montañoso del país es cercano al 63%.

“No tenemos grandes bosques a lo largo de todo Chile, pero en todas las regiones hay montañas. Ese es el factor común. Con esta iniciativa le das posibilidad a toda una población de que mejore su calidad de vida, pero también permite introducir la educación ambiental entre los establecimientos. Los estudiantes ya no tendrían que viajar al sur para visitar un parque nacional, bastaría con una salida por el día o por el fin de semana”.

Por su parte, Camilo Hornauer, presidente de la Fundación Plantae, destacó que ésta puede ser una gran oportunidad para el Gobierno, como organizador de la próxima cumbre climática COP25. “Qué mejor que el anfitrión diga ‘vamos a tener 142 mil hectáreas más protegidas como parque nacional al lado de la capital, sería como el broche de oro”.