Industria / Informes BNEF

El 80% de la electricidad europea será de origen renovable en 2040

Los dos estudios elaborados por Bloomberg New Energy Finance (BNEF) Eaton y Statkraft subrayan que las medidas políticas y los marcos regulatorios son clave para acelerar la implementación de estas soluciones tecnológicas

País Circular | 28 Nov 2018 a las 6:30 pm
Shutterstock

La consultora Bloomberg New Energy Finance (BNEF) acaba de publicar dos informes -en cuya elaboración han participado la eléctrica Statkraft y la compañía especializada en gestión de la demanda Eaton- en los que asegura que el almacenamiento de energía, el coche eléctrico, la gestión de la demanda y las interconexiones con la hidráulica escandinava “pueden acelerar la transición hacia un sistema eléctrico más limpio y lograr la integración eficiente de un 80% (o más) de energía renovable de aquí a 2040”. Los estudios repasan concretamente los casos británico y alemán.

Los sistemas de almacenamiento de energía, el vehículo eléctrico, la gestión de la demanda y las interconexiones con la hidráulica escandinava harán “más limpios y más baratos” (cleaner and chepaer) los sistemas eléctricos alemán y británico. Es la conclusión a la que han llegado BNEF, Eaton y Statkraft en dos informes que acaban de ver la luz. Según sus autores, los ítems susodichos son necesarios para asegurar que la transición energética discurre por la senda óptima (on an optimal path). Los cuatro tipos de flexibilidad mencionados -explican desde BNEF- pueden lograr la integración eficiente de un 80% (o más) de energía renovable de aquí a 2040.

Según BNEF, el almacenamiento de energía y la carga inteligente del parque móvil eléctrico le proporcionan al sistema la flexibilidad que necesita para enfrentar los períodos de demanda alta (la gran hidráulica y las baterías del parque móvil eléctrico están llamadas a convertirse en almacenes de elevados volúmenes de energías renovables). Por otro lado, las demandas elevadas también podrían moverse a períodos de elevada generación de electricidad. ¿Por ejemplo? Sopla mucho el viento por la noche; enchufamos a la red todo el parque móvil; o empleamos bombeos reversibles para almacenar (en forma de agua) la electricidad.

Según BNEF y colaboradores, una gestión inteligente de la demanda reduce la necesidad de tener en el sistema centrales de respaldo como las térmicas de carbón o gas natural, a la par que también reduciría (lógicamente) las emisiones de gases de efecto invernadero. La interconexión de los sistemas eléctricos mencionados con la hidráulica escandinava puede servir para responder adecuadamente tanto a los períodos de elevada producción como a los lapsos en los que lo elevado es la demanda. Según la consultora y sus colaboradores, esa solución está llamada a proporcionar beneficios diversos a esos sistemas a lo largo de las próximas décadas.

Eso sí, los dos estudios elaborados por BNEF, Eaton y Statkraft subrayan que las medidas políticas y los marcos regulatorios son clave para acelerar la implementación de estas soluciones tecnológicas, que -insisten los autores- están llamadas a alumbrar “un sistema eléctrico más limpio, barato y eficiente” (a cleaner, cheaper, and more efficient power system).

Sobre el Reino Unido

  • Ninguno de los escenarios con los que trabajan los autores vislumbra una ralentización de la transición. Todo lo contrario: en todos ellos, la cuota de generación renovable supera los setenta puntos porcentuales en 2030. En la ruta hacia esa fecha, van convirtiéndose en dominantes dos tecnologías -la fotovoltaica y la eólica- gracias a sus costes decrecientes (el informe dice literalmente “thanks to their dramatic and ongoing cost improvements”. BNEF en todo caso matiza: “sin soluciones de flexibilidad, el sistema acabará sobredimensionado”, lo que puede traducirse en un incremento del precio (+13%) e, incluso, más emisiones (+36%).

 

Una gran electrificación del transporte -informa BNEF- propiciará un ahorro mayor de emisiones con riesgo bajo para el sistema eléctrico. Las emisiones que Reino Unido evitará si electrifica su parque móvil superan con creces el incremento de emisiones del sector eléctrico (los autores consideran que no toda la electricidad será exenta de gases de efecto invernadero; sin embargo, a pesar de ello, a pesar de que habrá una parte de la electricidad que seguirá siendo de origen fósil, ese incremento de demanda -ergo incremento de emisiones- será menor que las emisiones evitadas por los vehículos eléctricos que hayan sustituido a vehículos de combustión). Según el informe, (1) el sistema de generación de electricidad integrará fácilmente todos los vehículos eléctricos y (2) los beneficios para el sistema serán incluso mayores si la mayoría de los vehículos tienen flexibilidad para cargar. Eso sí -alerta BNEF-, las redes locales de distribución aún deberán afrontar probablemente algunos retos.

El desarrollo de las tecnologías de almacenamiento puede acelerar la transición hacia un sistema eléctrico renovable en el Reino Unido. BNEF cuantifica los potenciales beneficios: 13% de recorte de emisiones en 2030 y un 12% de menores necesidades (menos potencia) de respaldo fósil.

Sobre Alemania

  • BNEF, Eaton y Statkraft sostienen en sus informes que, aunque las soluciones de flexibilidad -sistemas de almacenamiento de energía, vehículo eléctrico, gestión de la demanda, interconexiones- irán ganando protagonismo en Alemania, en la locomotora económica del Viejo Continente habrá carbón hasta el año 2030 debido al bajo precio de ese combustible fósil. Así, los autores de ambos informes aseguran que Alemania deberá hacer un esfuerzo -en su ruta hacia la descarbonización- en materia de inversiones en energías renovables, soluciones de flexibilidad e interconexiones.

Todavía en 2040 -aseguran BNEF y compañía- Alemania necesitará de más baterías, vehículos eléctricos flexibles e interconexiones con la hidráulica escandinava, todo lo cual le permitirá incrementar su cuota renovable y reducir emisiones. Eso sí -matizan desde BNEF-, cuanto más flexible sea la demanda (cuanto más flexibilidad haya introducido en ella el país), menores serán las necesidades de sistemas de almacenamiento.

Por fin, el tamaño previsto del parque móvil eléctrico alemán logrará reducir las emisiones del transporte.

Según el jefe de análisis global de BloombergNEF, Albert Cheung, “Hay pocas dudas de que las energías renovables serán la fuerza dominante en el sector eléctrico en las décadas que vienen. El próximo reto es asegurarse de que esos recursos son complementados por formas limpias de flexibilidad -almacenamiento, gestión de la demanda e interconexiones-, todo lo cual debe conducirnos a una descarbonización más barata, más limpia y más profunda”.

Del éxito presente y del luminoso futuro que le esperan a las renovables también ha hablado Cyrille Brisson, el vicepresidente de ventas en la región de Europa, África y Oriente Medio de Eaton: “el incesante avance de las tecnologías solar y eólica -ha dicho Brisson- nos está conduciendo inexorablemente hacia un sistema eléctrico dominado por generación renovable variable. Ello, combinado con el esperado crecimiento de la movilidad eléctrica, nos sitúa en medio de una transición energética que descarbonizará el mundo masivamente y mejorará la calidad del aire. Sin embargo -ha alertado el ejecutivo de Eaton-, esta oportunidad podría quedar limitada si no rediseñamos los mercados energéticos y sus marcos regulatorios para rentabilizar el enorme valor que tiene la flexibilidad en el sistema eléctrico”.

Del papel que puede desempeñar Escandinavia en la descarbonización de Europa ha hablado Henrik Sætness, de Statkraft, compañía energética pública noruega: “para Statkraft, como primer generador de energía renovable de Europea, es interesante destacar que el parque hidroeléctrico nórdico puede jugar un papel imporante en la descarbonización de los sistemas eléctricos europeos, junto a otras soluciones de flexibilidad. Nuestros análisis confirman que una cuota renovable del 70% en el sistema eléctrico europeo es posible en 2040 si implementamos soluciones modernas para la flexibilidad y un mercado diseñado para permitir que las energías renovables, que son más baratas, reemplacen a las soluciones fósiles más caras”.

*Artículo publicado por la revista Energías Renovables